En su ‘mañanera’ del lunes 11 de octubre, el presidente Andrés Manuel López Obrador arremetió contra algunas empresas como OXXO, Walmart y Bimbo al señalar que estaban subsidiadas y que por ello pagaban menos por el consume de energía eléctrica.

En ese sentido, aseguró que estas compañías están en contra de su reforma eléctrica debido a que se les obligó a pagar 10 mil millones de pesos en impuestos.

-Publicidad-

Por ello, indicó que les debería “dar vergüenza” y que con su iniciativa “se acabó la robadera”.

Vergüenza les debería de dar con todo respeto a los de Oxxo, cómo no van a estar a través del Reforma en contra de la reforma energética, sí es inmoral lo que están haciendo, cómo van a pagar menos por la luz que las familias de clases populares o de clases medias en el país”, apuntó.

Sin embargo, el mandatario tabasqueño, como ya es costumbre, mintió en torno a que estas empresas no están subsidiadas como acusó.

¡Otra fake de la 4T! Bimbo y OXXO no están subsidiadas como acusó Obrador

De acuerdo con una investigación del portal Animal Político, no se tienen registros de que estas compañías exista un subsidio, al contrario lo que interviene en que esas empresas paguen otra tarifa es la práctica de autoabasto, que fue promovida desde antes de la reforma energética de Enrique Peña Nieto, y la cual siguen aprovechando ciertas empresas privadas en el país.

Te puede interesar | 4T quiere controlar mercado de gas LP con revisión de permisos

¿En qué consiste la práctica de autoabasto?

Esta figura surgió en México en 1992 con una serie de reformas a la Ley de Servicio Público de Energía Eléctrica (LSPE). Las cuales permitieron que las empresas privadas pudieran participar en la generación de energía, pero únicamente para consumo propio.

Se trata de un esquema que buscó cubrir las carencias de Comisión Federal de Electricidad (CFE) para proveer energía a la industria. Y que también quiso incentivar el uso de energías renovables, aunque hay voces, como las de AMLO, que critican que es injusto que ahora conserven  tarifas “preferenciales”.

De acuerdo con Montserrat Ramírez, especialista del Wilson Center, esta figura surgió debido a que la CFE no tenía suficiente capacidad para proveer energía a la industria manufacturera creciente. Y requería ser competitiva en la región, en el marco de la aprobación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Dicho modelo avanzó hacia el autoabastecimiento remoto o con porteo. Que consiste en pagarle a la CFE por la transmisión y la distribución de la energía que una empresa genera en un punto y que consume en otro.

El proceso de transmisión es considerado virtual, dado que la energía generada por las empresas no es exactamente la misma que consumen. Sino que la empresa productiva del estado entrega un ‘equivalente’ a lo que ingresa a su red.

A continuación, puede consultar la investigación íntegra aquí

Como pueden ver, López Obrador su alto nivel de ignorancia y estulticia no le permite ver estas ventajas. Y simplemente acusa sin pruebas que hay corrupción.

Y una vez más, AMLO sólo busca distractores para que nadie preste atención a sus fallidas políticas en materia energética. Ya que sólo hay aumentos de tarifas eléctricas, cuando prometió que bajaría los precios de algunos servicios como la gasolina y el gas LP.

¿Ya se dio cuenta como las decisiones erróneas del bruto de Palacio Nacional provocan graves e irreparables daños para los mexicanos? 

Con información de Animal Político

MSA