México. Al medio día de este miércoles 16 de junio, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México (CDMX), Claudia Sheinbaum, presentó los resultados del peritaje de la Línea 12 del Metro, bajo específicas líneas de investigación, de acuerdo con el documento.

¿El diseño ha sido apropiado para el sistema de la Línea 12?

-Publicidad-

La construcción estuvo a cargo de la empresa Ingenieros Civiles Asociados (ICA), en asociación con Alstom Mexicana y Carso Infraestructura y Construcción.

La obra arrancó a mediados de 2008 y se inauguró el 30 de octubre de 2012, en los últimos días como Jefe de Gobierno de Marcelo Ebrard.

En ese sentido, la empresa encargada del peritaje preliminar, encontró que el desplome en la Línea 12 del Metro se debió a una falla estructural asociada al menos a seis deficiencias en la construcción.

¿Cumplieron los materiales y la ejecución de la construcción con lo requerido por el diseño?

De acuerdo con el documento, cuya copia tiene EL FINANCIERO, se trata de la soldadura de los pernos Nelson; porosidad y falta de fusión en la unión de pernos y trabe; falta de pernos en las trabes que conforman el conjunto del puente, además de diferentes tipos de concreto en la tableta; soldaduras no concluidas o mal ejecutadas, y “supervisión y control dimensional en soldaduras de filete”.

Los llamados ‘pernos Nelson’, o pernos autosoldables, tienen la función de ser la soldadura de este producto al acero o estructura para actuar como una sola unidad la cual evita la perforación, el sellado y la debilitación de la estructura. Este tipo de pernos son comunes en obras como puentes, columnas, contenciones, estructuras y demás, según la página web de ‘Casa de los Tornillos’.

En tanto que las trabes son vigas de madera, cemento u otro material que sirve para reforzar y darle firmeza a una construcción, en particular para sostener techos o muros, de acuerdo con el Diccionario del Español de México.

Mientras que el llamado ‘control dimensional’ es un proceso que se sigue en obras como la de la Línea 12 en el cual, durante la construcción, se realicen controles para comprobar que las piezas usadas tienen las dimensiones exactas exigidas por el cliente, o al menos, que están dentro de la tolerancia permitida.

Y una soldadura de filete, común en la construcción, se realiza para unir dos miembros situados aproximadamente en ángulo recto el uno del otro (junta en T o junta en esquina), según un documento del Departamento de Ingeniería de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán de la UNAM.

¿Hay otros actores contribuyentes, como la operación, reparaciones y rehabilitaciones?

El reporte, con base en las líneas de investigación, agrega que de la revisión física y documental aún está en proceso la información complementaria de algunos puntos, como los relacionados con posibles reparaciones y rehabilitaciones realizadas con posterioridad a la construcción, así como el impacto de la operación cotidiana sobre la estructura del Metro.

Indica que, operativamente, la Línea 12 venía trabajando en condiciones normales, de acuerdo con sus programas o protocolos de traslado, mientras que como parte de sus actividades preventivas contaba con las evaluaciones de condición de ruedas metálicas.

DNV detalla que se descubrió una varilla para reparar la junta entre dos trabes. “Al parecer esta unión fue realizada en sitio y quizá después de un ajuste de sus dimensiones para su montaje final, denotando deficiencia en la preparación y ejecución de la soldadura”

Dicha investigación todavía tiene por delante dos fases más: una que incluirá la conclusión de la indagatoria sobre las causas inmediatas del desplome de una trabe entre las estaciones Tezonco y Olivos, y otra que presentará un enfoque técnico para detectar fallas de raíz con el objetivo de evitar que se repitan esta tragedia.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Quién fue el culpable del desplome de la Línea 12? Esto dice el peritaje

JET