A tan solo unos días de cumplir seis meses del inicio de la mal llamada “Cuarta Transformación”, el presidente Andrés Manuel López Obrador ya ha tirado dos reformas estructurales de Enrique Peña Nieto y las ha sustituido a su conveniencia y la de su partido Morena.

  • Reforma Educativa

Dicha reforma fue promulgada en febrero de 2013; sin embargo, se caracterizó por ser la más criticada de todo el paquete que contempla el Pacto por México, generando marchas por parte del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), así como de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), quienes señalaban que se atentaba en contra del docente con la creación del Sistema Nacional de Evaluación Educativa, que evaluaba la práctica de los docentes y con la que se dejaba sujeto su contrato a dicha evaluación.

Tirar la reforma educativa era uno de sus propósitos primordiales de López Obrador, incluso el 16 de abril lanzó un memorándum con el que dejaba sin efecto la Reforma Educativa promulgada por el ex presidente Enrique Peña Nieto, acción que fue igualmente criticada por parte de los opositores.

Sin embargo, el 15 de mayo, fecha en que se celebra el Día del Maestro, se promulgó una nueva Reforma Educativa en la que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de los artículos 3ero, 31 y 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

  • Reforma Laboral

Implementada en el sexenio de Peña, fue una propuesta heredada de Felipe Calderón. Aprobada en octubre de 2017, contemplaba aspectos como permitir la subcontratación por parte de empresas especializadas en el rubro, como forma de flexibilizar el campo laboral y dar más oportunidades a mujeres y jóvenes.

Para muchos la reforma implementada por AMLO es la continuidad de lo propuesto por Peña, ya que se creó un organismo especializado para tratar problemáticas relacionadas con conciliación y arbitraje en contratos colectivos; además de dotar a los trabajadores de la capacidad de elegir a sus representantes sindicales; y la adscripción al seguro social para las empleadas domésticas, entre otros puntos.

Cabe mencionar que las intenciones de López Obrador es tirar de igual forma la Reforma Energética, así como la Reforma Político-Electoral.

En total fueron 11 reformas emanadas del Pacto por México, de las cuales 9 siguen en pie; sin embargo, posiblemente en los próximos meses o años sean más las que caigan ante este gobierno.

Te puede interesar:  Un día triste para la educación en México