México.- Aunque la caricatura del presidente Andrés Manuel López Obrador se sigue comercializando, a pesar de la prohibición del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), sus ventas bajaron considerablemente.

Algunos comerciantes aseguran que el peluche, conocido como “amlito” ya no es una buena inversión porque no se vende.

-Publicidad-

En las calles aledañas a Palacio Nacional, donde regularmente se vendían estos productos, los comerciantes han dejado de venderlos y han optado por comercializar llaveros y pines con la figura del presidente López Obrador.

Los locatarios señalan que es difícil conseguir los “amlitos”, ya que su venta se programaba básicamente para eventos del primer mandatario; sin embargo, de vez en cuando se oferta por vendedores ambulantes.

También se puede conseguir este producto a través de plataformas digitales, con precios que van desde los 20 hasta los 3 mil pesos.