México.- Luego de que Omar García Harfuch, titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, junto con elementos policíacos de la Marina y Policía de Investigación (PDI) realizaron un «megaoperativo» en contra de La Unión Tepito en la colonia Morelos, 31 personas fueron detenidas además de que se localizó un narco-túnel y se decomisaron armas junto varias bolsas de mariguana, por lo que queda preguntarse si habrá un efecto cucaracha o bien ¿entre quiénes se disputarán el mercado de la ilegalidad?

En entrevista para Contrapeso Ciudadano, el analista politólogo, Emilio Vizarretea indicó que en primer lugar “el modus operandi, de esta organización en particular tiene mucho que ver con la idea del corporativo por lo tanto no importa quién sostiene el puente; en la medida que los cabecillas son detenidos, llegan de inmediato sustitutos”.

¿Qué es lo que está detrás?

Recordarán que cuando estuco Miguel Ángel Mancera de el gobierno de la CDMX, decía que no había ningún cártel; “lo que sucedía es que ya estaban pero no estaban operando, digamos así,  no muy a la vista del público, si no de manera más discreta.”

A pesar de que el grupo criminal en realidad es una mezcla de varios cárteles, en particular de los de Sinaloa y Jalisco, en lo particular la Unión Tepito tenía una ventaja; “se dedicaba al comercio ilegal y estaba muy dedicada a ese tipo de tareas porque tienen ellos su propio mercado”  pero el problema comenzó “cuando se empezaron a expandirse  y a vincularse a toda la zona de Álvaro Obregón y la GAM y ahí sí hubo un problema mayor: la trata de personas”, es por eso que “el tema es que este grupo de delincuentes, aprovecha la posición que tienen para realizar extorsiones y cometer otros delitos: acoso, violencia sexual para mujeres hasta llegar a temas de feminicidio”

Te puede interesar:  Detienen al segundo presunto asesino de Norberto

Un ejemplo claro de cuando se comenzaron a mezclar en otro tipo de delitos, es el caso de los detenidos del bar de la Zona Rosa, Zona Divas, quienes fueron involucrados a La Unión Tepito “pero se estaban metiendo en un comercio que no era de ellos, pues este ya era la trata de personas”, un delito mayor.

Emilio Vizarretea indicó que el movimiento que hace no es el tradicional de que van tomando plazas, pues más bien “se mueven por el comercio informal y los mercados, de todo lo que se vende en Tepito y todos los tianguis o comercio ilegal, se le puede seguir la pista” añadiendo que el efecto cucaracha puede ocurrir, pero en este momento el “control de ellos radica en la ilegalidad a través de túneles en donde pasa toda la mercancía por lo que no pasaría nada si detienen dos o tres cabezas de la Unión porque ellos tienen una estructura determinada en medida que no se altera la actividad delictiva que ya tienen”

¿Qué se tendría que hacer?

El punto fundamental es que “habría que aprovechar el nivel de inteligencia de la Marina y Defensa Nacional y la reestructuración de la Guardia Nacional, la dificultad es que puede estallar conflictos entre el cártel Jalisco y Unión Tepito por la lucha del mercado, entonces tendrían que atenderse a un nivel más alto que de la Policía Federal o estatal de México, pues El cártel Jalisco está por encima de la Unión Tepito”.

Al respecto, hay un tema de seguridad nacional porque “ya nos dimos cuenta que el Cártel Jalisco Nueva Generación, opera en toda la CDMX; en el caso de Xochimilco están  operando de manera acelerada”.  El tema de las chinampas o trajineras nos van a llevar a un tema de control porque pueden surgir casos de extorsión dado a que dichas atracciones turísticas no están reguladas.

¿Actualmente qué sucede?

Te puede interesar:  ’Mysterio’ visita casa de Frida Kahlo y Teotihuacán

“Ya con esto, ahorita lo que tenemos en la actualidad, es un cártel que creció tanto por el comercio informal que reciben cierta autonomía y entonces la manera en la que operan es a través del control absoluto de los vendedores”, Es decir, su red no era necesariamente de sicarios, pues eran más bien vendedores informales que tenían el control por la vía de “los diableros”.

¿Qué pasó en el cambio de administración?

Gracias al cambio de autoridades el especialista indicó que ya “no hay acuerdos o se rompieron en lo particular con la policía y los atajos de este nuevo secretario Omar García Harfuch es dar un fuerte golpe en contexto con lo que pasó en Sinaloa, para mantener una relación sobre todo con las instituciones de seguridad nacional como lo son el Ejército y la Marina”.

La Marina está operando en esta zona en particular porque cuentan con un conocimiento profundo de todas estas organizaciones, entonces “creo que la decisión de Harfuch fue muy buena en el sentido de unirse con la Marina para operar” cosa que no está pasando en otras partes de la República Mexicana, en particular en Sinaloa.

Cabe mencionar que “la estrategia de Harfuch, va en contra del modelo que traía Claudia Sheinbaum y el de AMLO de pacificarse. Se trata de un modelo distinto, más operativo apoyado de tareas de inteligencia entonces qué es lo que se esperaría realmente, es que se tenga el control por la vía del dinero ya que la Unión Tepito maneja mucho dinero, no solo del comercio informal si no de asuntos que tienen que ver con la droga de la Ciudad de México.”

Te puede interesar:  PGJ ya cuenta con retrato hablado del presunto violador del CCH Sur

¿Qué acciones tomará Claudia Sheinbaum?

Si ella que es la autoridad y no toma las acciones, quién más las va a tomar “¿echarle la culpa a gobiernos pasados? Pues la verdad es que ese discurso ya está agotado”. Indicó Vizarretea. “Yo creo que Sheinbaum se precipita en sus declaraciones porque ella no creía que con un cambio en automático se iba a tener una buena estructura; pues hay que recordar que una estructura policiaca no se modifica de la noche a la mañana y cuando ella dijo que ya se había desaparecido el cuerpo de granaderos, la verdad es que solo se trasladó a una unidad menos visibles aunque ya aparecieron en las últimas declaraciones”.

MR