México.- El Partido Verde Ecologista de México (PVEM) usó empresas fantasma para enviar una parte de los recursos que se le asignaron a la fuerza política para financiar sus actividades ordinarias y costear sus gastos de campaña, reveló El País.

El diario español señala que entre 2014 y 2019, el PVEM pagó 133 millones de pesos a compañías que, posteriormente, fueron declaradas por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) como entidades que facturan operaciones simuladas. 

-Publicidad-

Incluso, algunas de las empresas estuvieron en la mira de la Unidad Técnica de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE) al haber hallado irregularidades en los gastos anuales que presentó el partido para respaldar sus transacciones con esas compañías.

Algunos de los servicios que facturaron las empresas al PVEM son: subcontratación laboral para las brigadas del programa de afiliación; arrendamiento de oficinas; renta de camionetas; reparación de autos; asesoría jurídica; consultorías administrativas; encuestas y servicios de investigación.

Otros conceptos que figuran en las facturas también incluyen servicios para costear supuestos gastos de campaña como “financiamiento de propaganda”, renta y colocación de anuncios espectaculares, pinta de bardas, compra de volantes, cubetas de pintura, material impreso, cobertores, termos, bolígrafos, gorras y playeras verdes, así como relojes y llaveros metálicos con el logotipo del partido.

Todo esto no fue contratado solamente por Comité Ejecutivo Nacional del PVEM, sino también por algunas dirigencias estatales, como la de Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Guerrero, Jalisco, Querétaro y Sonora.

Te puede interesar:  Medios internacionales informan llegada de AMLO