La bancada del PVEM en la Cámara de Diputados prepara una iniciativa para proponer el cierre de zoológicos a nivel nacional, con el argumento de que en estos establecimientos se maltrata a los animales.

Con esta postura, el PVEM demuestra nuevamente su oportunismo e hipocresía, pues  piden cerrar zoológicos pero no promueven cancelar las corridas de toros, eventos en los que es más que evidente la tortura a que son sometidos los animales en frente del público.

-Publicidad-

En julio del  2016, el PVEM ya había intentado promover el cierre de zoológicos, tiendas de mascotas y acuarios, mediante una propuesta de reforma a la Constitución, algo que no prosperó.

Ahora que forman parte de lo que llaman “Cuarta Transformación” harán un nuevo intento, a sabiendas de que usar el disfraz de protectores de los animales genera mucha rentabilidad política.

Alguien debería decirle a los creativos del PVEM que cerrar los zoológicos no es viable, porque muchas especies están más seguras y mejor preservadas en estos lugares que si estuvieran en su hábitat.

Hay muchas especies que solo se reproducen en cautiverio, lo que ha evitado su extinción, como es el caso del lobo mexicano.

El PVEM se vende como protector de los animales, pero no ha mostrado firmeza cuando se trata de prohibir o regular las corridas de toros.

Cuando han hecho algún tímido intento en la Ciudad de México a la mera hora se echa para atrás, debido a que muchos de quienes controlan al PVEM están relacionados con empresarios que tienen muchos intereses en la llamada “fiesta brava”.

El PVEM se quiere volver a presentar como un partido defensor de los animales. A ver quién les cree.