De nueva cuenta, el presidente dio positivo en el contagio por COVID-19. Muy a su pesar lo ha admitido y ha tenido que modificar su agenda mañanera.

Se suma a los 4,170,066 contagiados por coronavirus en México; donde además se registran 300,574 fallecimientos.
El número de decesos ha alcanzado un 500% del escenario catastrófico, que el vocero gubernamental y responsable de atender la pandemia había anunciado el año pasado.

-Publicidad-

Ojalá y esta situación del poder ejecutivo contribuya a una mayor sensibilidad respecto de mejorar el proceso de vacunación para todas las edades y gremios profesionales, que su esfuerzo alcance una verdadera vacunación universal y se evite el juego de intercambio de vacunas por votos.

Que este reposo obligado obligue al presidente a repensar la oportunidad del regreso a clases presenciales, y no se maneje esta idea como una necedad del poder, que pone en riesgo a la población estudiantil en todos los niveles escolares. Que haya todas las garantías de salud requeridas.

Se ha registrado un nuevo récord de contagios en un día, 33,626, un dato duro para repensar que la pandemia por COVID-19 en clave Ómicron no es una simple gripe. Ni tampoco minimizarlo a un COVIDcito, su impacto depende también si ya se tiene el cuadro completo de la vacuna y su refuerzo y, los datos disponibles no son suficientemente claros para apuntalar hipótesis, sobre todo cuando hay contagios, incluido el presidente, que ya tenían completa la vacunación y a pesar de ello se han contagiado. Por lo pronto, la saturación de hospitales por la COVID-19 ha vuelto.
Que se revalore por la autoridad misma el necesario apoyo al sistema de salud, que se privilegie al profesional mexicano frente al cubano, que se proporcionen todos los medicamentos necesarios en las diversas enfermedades que atiende el sistema de salud público, que no se escatime esfuerzo alguno en proteger la salud de todos los mexicanos.
Desde luego que es tiempo de pensar también en cómo resolver las crisis de inseguridad, la caída de los indicadores económicos, la atención a los problemas educativos y de desarrollo para la sociedad.

Te puede interesar:  Gobierno de AMLO miente sobre disponibilidad hospitalaria en Puebla: Barbosa

De aprovechar el acercamiento con EU y reposicionar a México en la defensa del medio ambiente, de adoptar políticas que contribuyan a mejorar el cambio climático.

Y si no fuera posible esa necesaria mirada crítica, de atender lo que falta y corregir lo que sobra, pues bueno que se dedique mejor a lo que sabe hacer en términos electorales, pero que no afecte la buena marcha de una política de seguridad y desarrollo social que tanta falta hace.
Deseamos que el presidente se recupere pronto y que esta bocanada de descanso, le permita pensar sobre lo que realmente falta en su gobierno y en la nación mexicana.