México.-Este lunes el Washington Post realizó una publicación a nombre de  Maca Carriedo, Pamela Cerdeira, Denise Dresser, Rossana Fuentes, Adela Micha, Adela Navarro, Ana Paula Ordorica, Paola Rojas, Sandra Romandía, Yuriria Sierra  y Azucena Uresti para evidenciar que el caso de machismo de John Ackerman sobre Sabina Berman no es el único dentro de los medios de comunicación en un contexto de violencia de género en aumento en México.

En el Texto las comunicadoras retoman el hecho de violencia machista que Sabina Berman sufrió por parte de Ackerman,uno de los comunicadores pro Cuarta Transformación .

-Publicidad-

Esta historia trae consigo un arco narrativo casi escalofriante. Primer acto: Ackerman se apropia, al parecer con el respaldo de directivos del canal, del programa de televisión para hacer a un lado a su compañera. Segundo acto: Berman evidencia de manera pública ese proceder, y al conductor, tan seguro de su privilegio, no solo no le importa sino que lo hace más evidente frente a la audiencia televidente. Tercer acto: el show termina antes de lo establecido en el contrato, el conductor es premiado con un programa para él y la conductora queda solo con una promesa de negociación.

Posteriormente indican, con datos estadísticos, que lo anterior no solo ocurre en Canal 11, sino que pasa en la mayoría de los medios de comunicación. Así como en los rotativos, en las editoriales, en los canales de TV y en general en el ramo periodistico.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo 2019, de las personas que se identifican como periodistas y conductores, solo 28.6% son mujeres. A esto podemos agregarle la baja representación femenina que hay en los puestos directivos de las compañías de medios, que según el estimado de la Federación Internacional de Periodistas, en América Latina es menor a 25%. En México, la presencia de mujeres en la dirección de los medios es una situación extraordinaria.