El presidente Andrés Manuel López Obrador hace todo un tango por los “elevados salarios” que perciben los consejeros del INE, pero no se ruboriza ante el hecho de que los partidos que lo apoyan, Morena, PT y el PVEM, tienen a su servicio un ejército de asesores con sueldazos que paga el Instituto.

Tan solo el año pasado, el INE gastó 67 millones 842 mil pesos en pagar los salarios del personal de apoyo que tienen de manera conjunta los tres partidos que forman parte de la llamada “Cuarta Transformación”.

-Publicidad-

Morena cuenta con seis asesores, cada uno de los cuales tiene un salario bruto de 104 mil 3 pesos al mes. Además, tiene un asesor plus, adscrito a la Comisión Nacional de Vigilancia del Registro Federal Electoral, cuyas percepciones son de 108 mil 109 pesos al mes.

El PVEM tiene diez asesores, de los cuales seis ganan 104 mil 3 pesos al mes, mientras que el PT tiene ocho asesores, de los cuales cinco ganan esa misma cantidad.

Además de los asesores, cada uno de estos partidos tiene varias secretarias y auxiliares, cuyos salarios van de los 23 mil a los 45 mil pesos al mes.

Todos estos salarios son pagados directamente con cargo al presupuesto del INE, y el gasto es independiente de las prerrogativas millonarias que reciben los partidos políticos.

Hasta el momento no hemos escuchado que alguien de la “4-T” proponga que el INE reduzca los montos que destina al pago de asesores de Morena y sus satélites como una medida de austeridad.

JC