México.- El gobierno encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador condenó la agresión que sufrió este fin de semana la periodista y activista Lydia Cacho, cuando sujetos entraron a su domicilio para sustraer material de una investigación y envenenaron a sus mascotas.

Por ello, el vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez, se pronunció al respecto y señaló que en el Gobierno no se tolerará la intimidación a periodistas y activistas, puesto que la libertad de expresión y de información son derechos sagrados.

-Publicidad-

Sin embargo, resulta sorprendente que en esta ocasión sí haya un pronunciamiento oficial al ataque de un periodista, hay que recordar que el presidente López Obrador no ha emitido declaración alguna sobre la muerte de más de una decena de comunicadores.

Te puede interesar:  Hacienda realiza denuncia por huachicoleo