Durante los últimos años, México ha atravesado por numerosas tragedias que llegaron a causar conmoción para la ciudadanía, incluso a nivel internacional, pero no porque pase el tiempo significa que se olvidan; al contrario, el dolor sigue ahí para los familiares de las víctimas, que de la noche a la mañana les fue arrebatado un hijo, hija, esposo, esposa, hermano, hermana, padre o madre.

Sin duda alguna, el dolor de los familiares perdurará toda la vida, pero esto no es impedimento para que luchen por exclamar justicia. Sin embargo, la llamada Cuarta Transformación, encabezada por el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ha querido verse favorecida con algunas tragedias, si bien en ninguno de los casos que se describirán a continuación tuvieron algo que ver, tratan de evidenciar en cada oportunidad que tienen los errores y tragedias humanas que cometieron los sexenios anteriores para legitimar su poder.

Estudiantes del Tec de Monterrey asesinados

Hace exactamente nueve años, el 19 de marzo de 2010, dos estudiantes del Tecnológico de Monterrey fueron confundidos con miembros del crimen organizado, por lo que elementos del Ejército Mexicano los abatieron cuando ingresaban a las instalaciones de dicha universidad.

Ante esto, en nombre del Estado Mexicano, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, ofreció una disculpa pública a familiares y amigos de Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo por la violación a los derechos de las víctimas y por el uso excesivo de la fuerza armada.

Tragedia de la Guardería ABC

Hace 10 años, el 5 de junio de 2009, ocurrió una de las mayores tragedias humanas, el incendio de la Guardería ABC en Hermosillo, Sonora, dando como resultado el fallecimiento de 49 niños, así como un centenar de heridos, todos de entre cinco meses y cinco años.

Por ello, el actual gobierno –junto al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)– ofrecerá una disculpa pública a los padres de los 49 menores que fallecieron en el siniestro de la guardería.

 

Ahora, a un año de la desaparición y el asesinato Javier Salomón Aceves, Marco Antonio Ávalos y Jesús Daniel Díaz, estudiantes de la Universidad de Medios Audiovisuales (CAAV), no se ha esclarecido del todo este acontecimiento, tampoco hay una disculpa por parte de las autoridades y por si fuera poco, el fiscal Gerardo Octavio Solís Gómez reconoció la posibilidad de que sean liberados los cinco imputados en el caso, debido a la reclasificación de los cargos y a violaciones al debido proceso.

“La posibilidad de que obtengan una libertad es una de las circunstancias que, a juicio, siempre se pueden dar, lo que nosotros hemos precisado es que hubo un desaseo y una falta de, digamos, falta de profesionalismo al momento de llevar a cabo algunas de las diligencias, algunas de las investigaciones, que esperamos, no trasciendan en el fondo del asunto, pero es una posibilidad”, sostuvo el fiscal.

Muchos podrán decir que López Obrador encabeza el Gobierno de las disculpas históricas, pero ¿podremos tener una disculpa pública por los muertos de Tlahuelilpan? o ¿solo se verá por lo que aconteció en otros sexenio?.