Chihuahua.- Este martes se dio a conocer la muerte de dos religiosos en la región de Guaymas a mano de un comando armado. Pero ¿Quiénes eran los sacerdotes jesuitas asesinados en Iglesia de Chihuahua?

Se trata de Javier Campos Morales, a quien apodaban «El Gallo», y Joaquín César Mora Zalazar «El Morita». Ambos se encontraban dentro del templo de Cerocahui perdieron la vida.

-Publicidad-

De acuerdo con el reporte de las autoridades, ambos le dieron asilo a un hombre que intentó resguardarse de un ataque directo. Sin embargo, los sicarios no respetaron a nadie y arremetieron en contra de todos los que vieron.

Por su parte, los Jesuitas México lamentaron la terrible noticia y les agradecieron su entrega en la comunidad donde vivían.

“No solo eran curas de Sacristía, sino verdaderos amigos, papás, hermanos, compañeros de camino», dijo otro de los sacerdotes.

¿QUIÉNES ERAN?

El famoso «Gallo», Javier Campos Morales, es capitalino de nacimiento y vio la luz el 13 de febrero de 1943. Pero pasó la gran parte de su vida la pasó en Monterrey, Nuevo León.

Desde el año 1959, cuando tenía 16 años, era miembro de la Compañía de Jesús, mientras que para 1972 recibió la orden del sacerdocio en CDMX.

Durante 34 años se dedicó a atender las zonas indígenas de todo el país, pero en 2019 se asentó como Vicario de Pastoral Indígena de la Diócesis de Tarahumara.

TE PUEDE INTERESAR: ASESINAN A DOS SACERDOTES Y UN CIVIL EN IGLESIA DE CHIHUAHUA

El «Morita», Joaquín César Mora Zalazar, nació un 28 de agosto de 1941 en Monterrey y curiosamente también a sus 16 años ingresó a la Compañía de Jesús.

El padre Mora logró obtener su orden sacerdotal en 1971 en su ciudad natal, pero al igual que su compañero la zona Tarahumara le robó el corazón.

De acuerdo con personas que lograron conocerlo, era una persona muy humilde y entregada a los más necesitados.