Para la Secretaría de la Defensa Nacional, las oficinas del Sistema de Administración Tributaria (SAT) tienen un carácter estratégico mayor que las instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Para vigilar los 44 edificios del SAT, el Ejército destina mil 139 efectivos, que corresponden a poco más de dos regimientos completos, mientras que en la vigilancia de 56 instalaciones de la CFE están comisionados solo 896.

-Publicidad-

¿Qué iluminada mente dentro de la “4-T” concibió que los edificios del SAT, en donde se realizan trámites burocráticos y no se maneja dinero en efectivo, son más estratégicos que las plantas generadores de electricidad de la CFE?

La decisión de destinar una mayor vigilancia militar al SAT confirma la política del presidente Andrés Manuel López Obrador de militarizar las áreas civiles de su gobierno.

Lo anterior también se confirma con la decisión del gobierno federal de destinar a 787 elementos del Ejército para la vigilancia de cinco presas relacionadas con el Río Conchos, en Chihuahua, en donde en meses pasados hubo manifestaciones de protesta.

En los anexos del Tercer Informe de Gobierno consta todo lo anterior. En ellos se establece también que la Sedena destina dos mil 465 elementos del Ejército para

vigilar 130 instalaciones estratégicas en todo el país.

De estos, la mayor parte está en el SAT, seguido por la CFE, como se estableció líneas arriba, mientras que la Conagua tiene 100 militares repartidos en cinco instalaciones y el Centro Nacional de Control del Gas tiene 72 efectivos en ocho plantas.

A su vez, la Secretaría de Marina tiene presencia permanente en 56 empresas paraestatales, de las cuales 44 pertenecen a Pemex y sus subsidiarias, 11 a la CFE y una a la Compañía de Nitrógeno de Cantarell.

Te puede interesar:  Así entrenan a sicarios en el Cártel de Jalisco Nueva Generación

JC