Con diversas acciones violentas realizadas un día antes de la toma de posesión de los nuevos presidentes municipales, el crimen organizado dejó claro quién gobierna y seguirá gobernando Guerrero.

El pasado miércoles, en la víspera de la toma de posesión de 79 nuevos alcaldes, fue localizado un vehículo con cuatro cadáveres frente a la casa de campaña del nuevo presidente municipal de Iguala, David Gama Pérez, quien llegó al cargo por la alianza PAN-PRI-PRD.

-Publicidad-

Ese mismo día, tres individuos prendieron fuego a la icónica discoteca de Acapulco Baby O, sin motivo aparente, pues el establecimiento permanecía cerrado desde que se desató la pandemia del Cóvid-19 y sus propietarios aseguran no haber recibido amenazas ni se víctimas de extorsiones.

El crimen organziado «tomó posesión» en Guerrero

El incendio de Baby O fue un acto terrorista y al mismo tiempo propagandístico para dejarle claro a la alcaldesa entrante de Acapulco, Abelina López Rodríguez, y a la gobernadora electa, Evelyn Salgado, quién manda en el puerto y en la entidad.

Y por si no había quedado claro, el mismo miércoles circuló un video en el que se aprecia cómo presuntos integrantes de la organización criminal “Los Tlacos” destazan vivas a varias personas y lanzan amenazas contra “Chucho Brito”, supuesto líder del grupo delincuencial La Bandera, ligado a Guerreros Unidos.

Como en Michoacán y en otras entidades del pacífico, el crimen organizado intervino abiertamente en las elecciones para inclinar el voto a favor de los candidatos de Morena.

No hay que olvidar que Joaquín Alonso Piedra, suegro de la próxima gobernadora, Evelyn Salgado, era uno de los principales operadores financieros de los hermanos Beltrán Leyva, cártel del cual surgieron los grupos que actualmente operan en Guerrero.

Te puede interesar:  FGR no investigará desaparición de migrantes en Tamaulipas

Las acciones violentas realizadas un día antes de la toma de posesión de los nuevos alcaldes tienen el objetivo de recordarle a la próxima gobernadora y a los presidentes municipales de Morena que tienen una deuda pendiente con el crimen organizado.

JC