En estos días de asueto, me han hecho llegar los esfuerzos, que comparto, por contribuir a un nuevo diccionario de la realidad doméstica y en aras de apoyar la economía moral, lingüística y ética, que corre en los comederos políticos, no por querer confundir a quien se deje, sino para orientar y reeducar al pueblo, me explicaron lo que escuchamos cotidianamente, nuevas palabras de moda, palabras que tienen dobles significados, por ejemplo, confinamiento, asociado con la idea de quédate en casa, quiere decir vete de vacaciones a la playa. Gobernar equivale a hacerse guaje y echar rollo sobre cualquier cosa y mientras menos sepas mejor. Sana distancia conlleva la impronta de hacer fiesta o ir a eventos masivos. Planear la vacunación, que tired un volado o hagas un promedio de seis horas de fila y quizás te toque, no importa que no te corresponda.

Corrupción tiene que ver con todo lo que hacen mis adversarios, nada que ver con que roben los parientes, ni que haya ineficiencias en la cosa pública, ni que se mienta a la sociedad abiertamente. En la igualdad de trato, demando respeto para mi y mi familia y que se acepte a pie juntillas todo lo que digo y hago, y ademas, puedo insultar a los demás y los demás no pueden responder ni deben responder.

-Publicidad-

Que haya casi un millón y medio de contagiados y casi 150 mil muertos por el corona virus, significa que vamos bien, que la curva ya se aplanó o domesticó y que no es catastrófico, sino que, más bien, pronto nos vamos a recuperar y, en tres meses tendremos los empleos perdidos porque hay visión estratégica y todo va muy bien, por eso la pandemia no es daño, sino un algo que nos cayó como anillo al dedo.

Liberar a Ovidio y apoyar a su abuela es trabajar humanitariamente, nada que ver con complicidades delincuenciales, es el ejemplo del abrazos si, balazos no.

Austeridad es que no me falte el dinerito para lo que quiero, aunque haya desempleo o se dañe la actividad productiva o científica.

Científico es aceptar un mundo mágico, fantasioso e irreal, con una lógica basada en supercherías, prometiendo un futuro en donde la sola fuerza moral quita lo corrupto e inmoral. La felicidad es de todos, está basada en una sociedad polarizada, confrontada y sostenida por el discurso del odio. El pensamiento crítico es un daño para toda persona racional, debe privilegiarse el pensamiento único, de hecho no se debe pensar.

El producto interno bruto no arroja datos seguros sobre el desarrollo y menos aún los indicadores que muestran lo mal que van las cosas. La crisis de salud es un invento de los conservadores, la crisis de inseguridad es una pantalla de los neoliberales y la caída en todos los rubros de la economía es una imaginación de los opositores.

Las mentiras del poder son verdades no entendidas por la gente que piensa. Quitar lo autónomo de las instituciones o desaparecerlas es devolver lo bueno del poder a un solo hombre. Una elección ganadora significa un cheque en blanco, hacer lo que se quiera, sin importar que se destruya la nación. Que no haya medicinas significa que gastaban demasiado. Tergiversar las palabras es normalizar la mentira, es devolver un significado, siempre y cuando coincida con el poder en turno. Tengo otros datos no es una mentira, sino explicar que ustedes no saben, no entienden y quieren volver a un pasado corrupto. Vamos bien significa que hay que buscar refugio o mejor, sálvese quien pueda. Defender el estado de derecho significa que la ley sea lo que yo diga, y que los demás asuman su servidumbre voluntaria.

Aquí le paro para desearles un buen año, que significa a ver cómo nos va.