En medio de la celebración del Día de «la loca de los gatos», una vez más nos muestran que son los dueños del mundo. Y es que organizadores detienen concierto de música clásica por presencia de un gato.

Lo que parecía una velada tranquila y sin inconvenientes, se llevó las risas de todos los asistentes con este inesperado invitado.

-Publicidad-

Esto ocurrió en Estambul, Turquía, cuando este felino no pudo evitar jugar con los instrumentos de los músicos.

Pese a que pudo haber causado el enojo de las personas asistentes, el concierto tuvo una pausa para poder retirar al gatito.

Los violinista fueron los primeros en intentar capturar al pequeño animal, pero éste solo quería un rato de juegos con ellos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ATACAN EN REDES A BURGER KING POR PUBLICIDAD BLASFEMA

Al principio las personas estaban desconcertadas, sin embargo, determinaron que posiblemente era un callejero. Por lo que decidieron dejarlo disfrutar de las melodías en una envidiable primera fila.