México. Mientras en Morena ya se vive con toda intensidad la sucesión a la Presidencia en 2024; el PRI y el PAN están inmersos en grillas internas por ver qué grupo de poder se quedará con las respectivas dirigencias nacionales.

El partido en el poder ya tiene a seis destapados por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO); aunque queda claro que la disputa de la candidatura del 2024 será solo entre dos: la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

Sheinbaum vs Ebrard por la candidatura a la Presidencia en 2024

-Publicidad-

Con un día de diferencia, ambos ya iniciaron en los hechos su precampaña. Marcelo lo hizo mediante una reunión con sus colaboradores y cercanos en Ocoyoacac, Estado de México, y Claudia lo hizo durante la inauguración del Cablebús Indios Verdes-Cuautepec.

En cambio, la oposición, que hizo causa común en las elecciones del pasado 6 de junio, se encuentra atomizada y se le ve fuera de la jugada en esta sucesión presidencial que, inevitablemente, ya se adelantó.

Los «candidatos» del PAN

En el PAN hay dos destapados, pero con muy poca fuerza hasta ahora: Ricardo Anaya, quien se auto perfiló desde antes de las elecciones de junio, y el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila, a quien destapó el dirigente nacional, Marko Cortés, sin lograr hacer mucho ruido con ello.

Te puede interesar:  Renovarse o morir; PRD llega a su 30 aniversario

Alejandro Moreno, ¿candidato?

Por parte del PRI, el único destapado es el actual dirigente nacional, Alejandro Moreno Cárdenas, algo que francamente ni él se cree, pues la debacle electoral que sufrió este partido en la elección de gobernadores fue brutal.

Presidencia 2024: AMLO «pegó» primero

López Obrador dio el banderazo de arranque de la sucesión al destapar a seis militantes de la 4T: Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard, Esteban Moctezuma, Juan Ramón de la Fuente, Tatiana Clouthier y Rocío Nahle. Habría que agregar Ricardo Monreal, quien se destapó por su cuenta.

El presidente pegó primero y nuevamente marcó la agenda, ante una oposición que, a pesar de su relativo éxito en la elección de diputados federales, no ha sabido cómo reaccionar antes los destapes de AMLO.

La «candidata» de Sí por México

Dentro del movimiento Sí por México se habla de la conveniencia de postular a una mujer, que podría ser Margarita Zavala, pero los dirigentes aún no se atreven a hacer pública su postura.

En la oposición y en Sí por México se deben poner las pilas porque en materia de sucesión presidencial, Morena les está comiendo el mandado.

JC