La Cámara baja de Estados Unidos aprobó una resolución para frenar la acción militar de Donald Trump contra Irán ya que los funcionarios quieren evitar a toda costa que Trump envíe un ataque. Por su parte, el gobierno informó a los legisladores de sus medidas en Irán.

Los demócratas y al menos dos republicanos se declararon insatisfechos. Los demócratas dijeron que el gobierno no presentó pruebas suficientes de que Soleimani representaba una amenaza inminente que justificaba el ataque.

El vicepresidente Mike Pence, en varias entrevistas por TV el jueves por la mañana, dijo que Soleimani “estaba viajando por la región para planificar ataques a personal estadounidense y fuerzas estadounidenses”. Añadió que no se podían revelar plenamente los detalles de inteligencia a los legisladores.

«Tratándose de la inteligencia, debemos proteger fuentes y métodos, solo podemos revelarlos hasta cierto punto a todos los legisladores”, dijo Pence por la cadena ABC. “Pero los que hemos visto todas las pruebas sabemos que estaba demostrada de manera contundente la amenaza inminente al personal estadounidense”.

No estaba claro si la votación en la cámara baja sería un paso para atarle las manos a Trump con respecto a Irán o si sería un gesto simbólico de la oposición demócrata.

MR

Te puede interesar:  Así quedarían conformados los bandos en caso de una Tercera Guerra Mundial