LA BUENA

La Última Locura de la Señora Darling – Dir: Julie Bertuccelli

La directora francesa Julie Bertuccelli une a dos de las personas mas hermosas del universo: Catherine Deneuve y su hija, Chiara Mastroianni, en esta cinta que navega por los mares de aquello que le llaman realismo mágico. La octogenaria Claire Darling del título (Deneuve) se despierta un día con la firme convicción de que morirá a la noche siguiente, por lo que decide hacer una venta de garage de todas las cosas que pueblan su enorme casa en la campiña francesa. Su hija, una vieja amiga de ambas, el cura de la localidad, todos terminan visitando a la mujer que parece haber perdido la razón. Una cinta adorable donde el presente y el pasado conviven de una manera hermosa.


 

LA MALA

X-Men: Dark Phoenix – Dir: Simon Kinberg

Con una historia carente de sentido, una villana cuya ausencia no modificaría en nada la trama, pero con grandes secuencias de acción, la nueva (y en teoría última) entrega de X-Men: Dark Phoenix no es lo suficiente mala como para odiarla, ni lo suficientemente buena como para que nos importe. Eso sí, es mucho mejor que la entrega anterior, X-Men: Apocalypse.

Así pues, en una misión espacial donde los mutantes acuden a rescatar a unos astronautas, Jean Grey (Sophie Turner, con menos personalidad que un poste) es irradiada con una suerte de nube de energía, lo que incrementa fuertemente sus poderes hasta volverse incontrolables.

La mujer, que empieza a comportarse cada vez más violenta, es perseguida por los restantes X-Men y X-Woman, incluso el propio Magneto (Michael Fassbender) se unirá a la pesquisa.  Lo único que vale la pena de todo este merequetengue son las peleas, donde Magneto da una pelea particularmente emocionante.

Se trata de un cierre amargo a una saga que fue la primera en llevarnos a explorar ese universo que hoy se conoce como Marvel Universe.

 


 

LA FEA

Solteras – Dir: Gaspar Henaine

Cansada de su vida amorosa llena de fracasos, Ana (Cassandra Ciangherotti), Ana acude, por recomendación de una amiga, a un curso donde prometen enseñarte a conseguir marido. “Te ahorrarás mucho tiempo en citas” le dice su amiga a una Ana que accede a inscribirse más por presión social que por auténtica convicción. Se trata de la clásica trama de las mujeres desesperadas por tener un marido. La cosa sería sumamente machista y anacrónica a no ser por la gran actuación de Cassandra Ciangherotti quien impregna con un tono fresco y muy cómico a una cinta que podría resultar tremendamente conservadora.

Es hasta el logrado final, que uno entiende las verdaderas intenciones del director: mostrar a una mujer que aprende a escapar de los clichés y vivir en paz consigo misma y sin necesidad de un novio.