La división de la Guardia Nacional encargada de cuidar las carreteras del país recibió un curso exprés de dos meses y medio sobre control de tráfico y labores policiacas, algo que desconocen, pues la mayoría de ellos son militares.

El objetivo de los mandos de la Sedena que controlan la GN es destinar a cinco mil 664 elementos de la Policía Militar para que se hagan cargo del cuidado de las carreteras, aunque con el uniforme de la nueva corporación.

-Publicidad-

El proyecto empezó su aterrizaje hace dos semanas en los estados de Jalisco y Guanajuato, con más pena que gloria, pues los nuevos “policías de carreteras”, por llamarles de algún modo, se han dedicado a realizar patrullajes sin tener del todo claro en qué consiste su labor.

De acuerdo con fuentes de la Sedena, los elementos de la Guardia Nacional seleccionados para la vigilancia carretera solo reciben un curso de dos meses y medio, durante el cual les hablan de la normatividad correspondiente y de los procedimientos a seguir en casos de accidentes o de la comisión de delitos.

Las fuentes refieren que ante la falta de capacitación, los asignados a esta labor se dedican a “nadar de a muertito”, lo que ha obligado a que en muchas ocasiones sean las policías estatales y hasta municipales las que realizan patrullajes por las carreteras.

Este vacío ha sido aprovechado por los integrantes de la delincuencia organizada, que al observar la falta de vigilancia, transitan libremente con sus vehículos por las carreteras del país sin el temor de ser ubicados y detenidos.

La política de abrazos no balazos incluye también a las carreteras del país.

JC