México.- Con el inicio del nuevo gobierno “la cuarta transformación” ha salido a relucir que el plan de Andrés Manuel López Obrador, permitirá que los fondos de pensiones con los que México cuenta, sean invertidos en activos más productivos,  pero según especialistas estarían destinados a fondos de capital privado, lo que hace creer a los inversionistas que el presidente dirigirá los fondos hacia sus propios proyectos de infraestructura, pues en ese caso, no hubiera permitido la cancelación del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, en Texcoco.

En entrevista con El Financiero, el economista jefe para América Latina de ING Financial Markets, en Nueva York indicó que «la preocupación es que esta podría ser una manera de financiar proyectos de interés del gobierno, para los cuales carece de fondos fiscales, pero que son polémicos desde el punto de vista económico.»

-Publicidad-

Cabe señalar que el plan, presentado al Congreso la semana pasada, se encuentra entre una serie de medidas implementadas por el gobierno este mes para profundizar en los mercados de capital de México, incluida una propuesta para reducir los impuestos sobre las ganancias de las ofertas públicas iniciales, a fin de alentar a más compañías a salir a bolsa.

Pero… ¿Cómo se lograría?

La propuesta prevé aflojar la regulación de los fondos conocidos como Afores, cuyos 249 mil millones de dólares bajo administración son equivalentes al 90 por ciento de la capitalización de mercado del índice bursátil de referencia de México, por lo que la iniciativa para cambiar diversos artículos de la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro (SAR) derivaría en una mayor flexibilidad del régimen de inversión y la transformación de la figura de “Sociedades de Inversión Especializadas en Fondos para el Retiro” a “Fondos de Inversión Especializados en Fondos para el Retiro”, lo que estimularía las entradas, además de que también podría ayudar a financiar inversiones alternativas como Fibras, las estructuras que se pueden usar para respaldar proyectos de construcción gubernamentales, inversiones en vehículos fuera de las bolsas, incluido el capital privado.

Te puede interesar:  ”Ya bájenle”, dice AMLO a criminales, por aumento de violencia pese a contingencia

¿Porqué no aplicó la iniciativa en el NAIM?

Las Afores ya han pasado por la iniciativa que ahora está proponiendo Andrés Manuel, irónicamente, con el proyecto de aeropuerto, nacido bajo el auspicio del expresidente Enrique Peña Nieto, pues el proyecto fue pagado en parte por un instrumento especial llamado Fibra E, cuyos inversionistas incluían cuatro fondos de pensiones, administrados por Grupo Financiero Inbursa y Grupo Financiero Banorte. Todavía no está claro exactamente cómo recuperarán ese dinero.

¿A qué le temen los inversionistas con AMLO?

Los inversionistas temen que López Obrador intente continuar con otros proyectos que ha impulsado personalmente, incluido el Tren Maya y una refinería de petróleo de 8 mil millones de dólares en Tabasco. Pues si bien  ninguno de los proyectos ha comenzado oficialmente, motivo suficiente para que los inversores piensen en que la financiación presione el presupuesto, además de que el plan para las Afores no incluye muchos detalles.

MR