El presidente Andrés Manuel López Obrador le dio un espaldarazo más a la dictadura de los Castro en Cuba al promover que este país fuera seleccionado como el “invitado de honor” al Festival Internacional Cervantino 2022 que se lleva a cabo en la ciudad de Guanajuato.

Apenas el mes pasado, el dictador cubano, Miguel Díaz-Canel, estuvo presente, en calidad de “invitado de honor”, en el desfile militar conmemorativo del aniversario del inicio de la Independencia Nacional.

-Publicidad-

Ahora, el régimen cubano nuevamente se ve legitimado por el gobierno de la “4-T” al ser incluido en el FIC 2022, al cual acudió con una numerosa delegación que incluye a más de 100 artistas.

La presencia de Cuba en Guanajuato provocó polarización en pleno desarrollo del festival, ya que desde el mismo día de la inauguración hubo expresiones del público a favor y en contra del régimen cubano.

Mientras se presentaba la banda de música cubana  Formell, en la Alóndiga de Granaditas, un grupo de cubanos residentes en México levantó una enorme manta con la leyenda “Patria y vida”, mientras otros grupos gritaban “Cuba Libre”.

Y en las conferencias de prensa se habla de política cuando se debería hablar de cultura.  El ministro de Cultura de Cuba, Alpidio Alonso Grau, dijo a los medios que los movimientos disidentes de artistas cubanos son producto de una “guerra cultural” en contra del gobierno de su país.

El funcionario cubano se la ha pasado hablando del “oportunista asedio imperial a Cuba” y de la “campaña feroz” para boicotear la Bienal de La Habana.

Pero bueno, la dictadura cubana envió al Cervantino a más de 100 artistas. Habrá que ver cuántos regresan, pues el mes pasado desertaron 12 integrantes de la Selección Juvenil de Beisbol que participó en el Mundial que se llevó a cabo en Sonora.

Te puede interesar:  Visión del panorama diplomático de Venezuela

JC