Cuauhtémoc Blanco hundió a Morelos en inseguridad y corrupción; a cuatro años de su llegada, la entidad es la quinta con más homicidios dolosos del país.

Subió su tasa de violencia por cada 100 mil habitantes, al pasar, en 2018, de 34.87 delitos por cada 100 mil habitantes.

-Publicidad-

Del séptimo sitio, a 40.6 en 2022, colocó al estado en el quinto lugar nacional, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Incluso, de enero a noviembre, suman 918 asesinatos, 1.5 por ciento más que en el mismo lapso de 2021, cuando hubo 905 homicidios.

En el Programa Sectorial de Seguridad Pública 2019-2024, que elaboró al inicio de la administración del almirante José Antonio Ortiz, titular de la CESP, reconoció la crisis.

Propuso un plan de acción para disminuir la inseguridad.

Dichos propósitos tenían como prioridad el alto funcionamiento de la institución, lograr suficiente capacidad de respuesta y disminución de eventos de violencia y delincuencia.

Así como unificar el mando policial, respetar y promover los derechos humanos, conseguir una percepción de inseguridad baja entre la población.

Contrario a sus objetivos, Morelos se sumió en una ola de violencia que acumula, de 2019 al 20 de noviembre de este año, 3 mil 666 homicidios dolosos.

En noviembre, con 59 asesinatos, los municipios más violentos son Cuautla, Tepoztlán, Cuernavaca, Yautepec, Emiliano Zapata, Ayala, Temixco, Jojutla.

Además de Tetela del Volcán, Coatlán del Río, Tlaltizapán de Zapata y Xochitepec.

 

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here