México. Luego de ser señalada como una de las participantes en la caso de la Estafa Maestra, Rosario Robles, exsecretaria de Sedesol, tuvo una polémica investigación de la cual finalmente fue vinculada a proceso acusada de ejercicio indebido del servicio público, por lo que fue trasladada e internada al penal de Santa Martha Acatitla.

Este caso ha dado rienda suelta a muchas teorías sobre la forma en que se ha desarrollado. Una de estas teorías es la de una posible venganza política por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador, luego de las diferencias que tuvo con Robles en 2004, año de los videoescándalos y el caso del «señor de las ligas».

La relación de Rosario Robles Berlanga y Andrés Manuel López Obrador inició en 1988, cuando juntos apoyaron la campaña presidencial de Cuauhtémoc Cárdenas. Posteriormente ambos se reencontraron cuando Robles asumió la jefatura de Gobierno del entonces Distrito Federal por parte del PRD y Andrés Manuel López Obrador se convertía en el líder nacional del partido.

Te puede interesar: Los vínculos entre Rosario Robles y López Obrador

En ese entonces, Rosario Robles se involucró sentimentalmente con el empresario argentino Carlos Ahumada; en tanto, para el año 2000 López Obrador obtuvo la victoria como jefe de Gobierno del DF, ahora Ciudad de México, y Robles Berlanga tomó la dirigencia del PRD del 2000 al 2003.

Sin embargo, en 2004, esta relación se vio afectada cuando a través del programa de El Mañanero, con Brozo, y en el noticiero de Joaquín López Doriga, se difundieron varios videos en los que se observaba a René Bejarano, mano derecha de AMLO, guardando varios fajos de billetes y al entonces secretario de finanzas, Gustavo Ponce, jugando en Las Vegas.

Este caso desató una guerra política en la que se luchó a través de los medios de comunicación con videos, en la que, los protagonistas fueron López Obrador, en ese entonces jefe de gobierno y el expresidente, Carlos Salinas de Gortari, el entonces presidente Vicente Fox, la exjefa de Gobierno, Rosario Robles, y el empresario argentino, Carlos Ahumada.

gustavo_ponce.jpg

De estos videoescándalos, se vieron afectados también Carlos Ímaiz, exesposo de Claudia Sheinbaum, y Ramón Sosamontes, cercanos a López Obrador y Robles. Poco después se supo que el responsable de la difusión de los videos fue Carlos Ahumada, quien en ese momento era muy cercano a Rosario Robles, acto que marcó la ruptura entre AMLO y la exfuncionaria.

Cuando se cuestionó a López Obrador sobre las acciones de Bejarano, el entonces jefe de Gobierno apuntó a un «complot» de la «mafia del poder«, pues durante varios años aseguró, que muchas personas no querían que llegara a la Presidencia, la cual ganó en el 2018.

MEVS

Te puede interesar:  AMLO entregará becas a panamericanos el jueves; Guevara presume medallero