México. Esta tarde, Germán Martínez Cázares presentó su renuncia a la Dirección General del Instituto Mexicano del Seguro Social. La carrera política del abogado fue larga con una pausa de casi diez años antes de que Andrés Manuel López Obrador lo invitara a su campaña.

Fue Diputado Federal en las LVII y LIX legislaturas, es decir, en los periodos de 1997-2000 y 2003-2006.

En el 2006 se convirtió en secretario de Función Pública en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, para renunciar a ese puesto tan sólo nueve meses después y competir por la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PAN.

De 2007 a 2009 fungió como presidente del Partido Acción Nacional para que al término de su periodo se retirara lo que él mismo llamó «el laberinto de su soledad política».

Resultado de imagen para german martinez pan

Después de casi 10 años alejado de la política activa, dio a conocer que el 31 de enero de 2018, Andrés Manuel López Obrador, su hijo y otros personajes lo invitaron a unirse a la entonces campaña en busca de la presidencia; ¿qué le ofrecieron a cambio? El cargo de Fiscal General. No obstante, el abogado la rechazó.

Sin embargo, en febrero del mismo año (2018), Germán Martínez aceptó una candidatura plurinominal al Senado por Morena diciendo «no le teman a Andrés Manuel, no tengan dudas, que hay un mejor mañana con él».

Días después de ganar las elecciones del 1 de julio y aún siendo ganador virtual, Andrés Manuel lo propuso como titular del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y en noviembre, la Cámara de diputados le otorgó la licencia para asumir el cargo de director del IMSS.

Te puede interesar:  Paloma Aguilar pasó de asistente de AMLO a tener cargo en el SAT

Esta tarde, Germán Martínez Cázares ha renunciado a la dirección mediante una carta. Una de sus críticas más fuertes ha sido al plan de austeridad y la injerencia de Hacienda:

«Controlar en exceso esos recursos, que son de trabajadores y empresarios, sin racionalidad y sin apego a las normas del IMSS, puede acabar con esa dinámica de solidaridad social propia del Instituto».

Martínez indicó que algunas injerencias de la Secretaría de Hacienda «son de esencia neoliberal: ahorro y más ahorro, recortes de personal y más recortes de personal, y un rediseño institucional donde importa más el ‘cargo’ que el ‘encargo'», a pesar de que AMLO proclamó el fin del mismo.

Además, urgió a realizar una «gran reforma LEGAL, y no una pequeña reforma REGLAMENTARIA. La cuarta transformación no son cambios burocráticos, sino revolución cultural«.

CA