México.- Una de las mayores luchas de Andrés Manuel López Obrador es la de supuestamente eliminar la corrupción en Petróleos Mexicanos (Pemex) y así rescatar a la empresa petrolera. Sin embargo, parece que no ha logrado mucho.

En meses pasados se dio a conocer que la prima de Andrés Manuel López Obrador, Felipa Obrador, obtuvo contratos por adjudicación directa por más de 365 millones de pesos.

-Publicidad-

No obstante, no es el único caso. Ya que en Pemex se encuentra Marcos Herrería Alamina, quien se desempeña como director corporativo de Administración y Servicios de Pemex, sin tener cédula profesional o conocimiento en el sector.

Herrería es el encargado de la seguridad en las instalaciones y ductos de Pemex. Pero en lugar de cumplir con su labor, logró que su esposa, Violeta Georgina Abreu González reciba un sueldo de 100 mil pesos al mes como coordinadora de la estrategia institucional de la Secretaría del Bienestar.

Además de lo anterior, es importante mencionar que con Herreria, Pemex tiene un récord de 72 por ciento de adjudicaciones directas. Como la que se otorgó a la prima de López Obrador, pese al evidente conflicto de interés.

Otro de los casos de corrupción y casos de nepotismo en Pemex y la 4T es el de Carmelina Esquer Camacho, presidenta de la filial Pemex Procurement International. Quien sin experiencia previa es la encargada de realizar las compras de productos de importación de la petrolera. Esquer Camacho es hija del secretario particular de Andrés Manuel López Obrador, Alejandro Esquer Verdugo. 

Te puede interesar:  Exdueño de Fertinal rechazó haber vendido la empresa a sobrepecio a Pemex