Max Verstappen aseguró que él y su familia sufrieron amenazas y abusos en internet después de que ignoró las órdenes del equipo en Brasil el pasado fin de semana.

El piloto de Red Bull dijo que es un jugador de equipo y que tiene una gran relación con su compañero mexicano Sergio «Checo» Pérez.

-Publicidad-

Pero dijo que los críticos no conocen la historia completa.

Pese a que indicó que espera que algún día se conozcan los detalles, se negó a proporcionarlos antes de la carrera de final de temporada en Abu Dhabi.

Verstappen se negó a ayudar a «Checo» en el circuito de Interlagos devolviéndole un puesto al final de la carrera, cuando marchaban sexto y séptimo, respectivamente

El holandés de 25 años no tenía nada que ganar o perder, ya que había conseguido su segundo título en Japón el mes pasado.

Mientras que Pérez está luchando con Charles Leclerc de Ferrari por el segundo puesto de la general.

Red Bull, consiguió el campeonato de constructores, nunca terminó una temporada con sus pilotos primero y segundo y pidió a Verstappen que dejara pasar a Pérez.

Ello, después de que el mexicano le dejó pasar antes en una fallida persecución por el quinto puesto.