México. El día de ayer la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) declaró la Contingencia Ambiental Extraordinaria PM2.5 con alerta de salud, ésto quiere decir que se encontró una elevada concentración de partículas minúsculas, menores a los 2.5 micrómetros de diámetro, es decir sutilmente pequeñas (PM 2.5).

Éstas partículas son de compuestos tóxicos como sulfatos, nitratos, carbón elemental, Plomo, Hierro, entre otros, que están contenidos en sustancias orgánicas, polvo y el hollín que queda después de un proceso de combustión.

La inhalación del aire con estas partículas suspendidas puede acarrear graves daños al cuerpo humano, desde irritaciones en los ojos, conjuntivitis, problemas respiratorios como asma, enfermedades cardiovasculares; incluso agudiza los padecimientos de la diabetes. 

Según un informe del Instituto de Efectos en la Salud de Estados unidos, «la exposición a PM2.5 también contribuye a la incidencia de diabetes tipo 2» debido a que además del desequilibrio en la glucosa, la presencia en el torrente sanguíneo de las PM2.5 puede causar resistencia a la insulina, estrés oxidativo en las células e intolerancia a la glucosa, agravando así la enfermedad. Para pacientes con diabetes, respirar PM2.5 acelera la muerte.

VR

Te puede interesar:  Se suspenden clases por altos niveles de contaminación