México. Después de que ayer la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) aprobara el impacto ambiental para la construcción de la refinería de Dos Bocas en Tabasco, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, Greenpeace México y el Centro para la Diversidad Biológica aseguraron que esta decisión va en contra de la legislación mexicana y es un riesgo para las especies.

Aleira Lara, directora de campañas para Greenpeace en nuestro país, aseguró que esta “toma de decisiones ‘fast-track’ desestima la relevancia de los procesos de evaluación de impacto ambiental

Además mostró su preocupación de que “el Proyecto Dos Bocas no se analice desde una visión integral ya que el proyecto contradice los compromisos nacionales e internacionales suscritos por México en materia de combate al cambio climático. La refinería agudizará la mala calidad del aire y las emisiones de gases de efecto invernadero”.

Por su parte, Gustavo Alanís, director general del Centro para la Diversidad Biológica, acusó que “queda claro que se está vulnerando y minimizando al Procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental por parte de la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), situación que sienta un pésimo precedente para futuros proyectos que se sometan a dicho procedimiento y que se podrán aprobar sin mayor rigor por parte de las autoridades”.

EHS

Te puede interesar:  Toma clandestina provoca incendio en Tabasco