De acuerdo con Jesús Ramírez Cuevas, coordinador general de Comunicación Social del gobierno del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, mencionó que con la creación de la constitución moral del tabasqueño se buscará regir las bases de la convivencia nacional.

Esto aparentemente será, al igual que con la corrupción, con base en el ejemplo del presidente. Ya que, según lo mencionado por el comité organizador de dicho documento, no será una Constitución que se deba cumplir.

-Publicidad-

“La constitución Moral no es jurídica, no es un intento por normar la vida privada, no es un pretexto para construir un modelo autoritario de Gobierno, no se obligará ni impondrá a nadie, no es catequismo, no son mandamientos ciudadanos”, dijo Verónica Velasco integrante del comité y esposa del “comunicólogo” de cabecera de AMLO, Epigmenio Ibarra.

Lo anterior, resulta incluso gracioso, pues se está confiando todo el Plan de Paz y Seguridad de AMLO  a la buena fe o a la empatía con el presidente electo y su buen actuar.

Incluso el tema de la corrupción se piensa que mejorará con la Constitución Moral (que no es una ley).

Es decir,  el combate a la corrupción (bandera de campaña de Andrés Manuel) se erradicará con base en una Constitución Moral a la que ningún ciudadano está obligado a respetar una vez que se redacte.

Así las cosas con el plan de gobierno del aún Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador. Todo va a mejorar de buena fe a partir del primero de diciembre.

Te puede interesar:  ¿Quién es el sumiso? AMLO dice que Trump fue respetuoso en su discurso