El robo de combustible y el huachicol fiscal, así como el despacho de litros incompletos en las gasolineras, son delitos muy graves que afectan a los ciudadanos, al sector de transportes y a la economía del país.
Si bien el huachicol es la principal forma de robo de gasolina y es un crimen que sigue creciendo en México, existen otras maneras para que delincuentes y hasta las mismas gasolineras, se beneficien.
Delitos más comunes alrededor del combustible
Alteración del dispensador con rastrillos: Es muy común encontrar en algunas gasolineras que los instrumentos de medición de combustible están intencionalmente descalibrados para marcar más de lo que realmente entregan, por lo que cargan el tanque de sus consumidores con una menor cantidad del producto registrado en la factura, entre un dos por ciento y 10 por ciento menos.
En ese sentido, Chevron es una de las marcas que recientemente fue exhibida por dar litros incompletos a través de una serie de videos difundidos por redes sociales, en los cuales los usuarios denuncian que, tras acudir a varias de sus sucursales, detectaron que de los 20 litros que compraron, les faltaban casi un litro.
Esto lo demostraron al vaciar el combustible en una probeta graduada que utilizan las autoridades para comprobar los litros exactos y demostrar que en todas las sucursales, les faltaban entre 150 y 200 mililitros, por lo cual hicieron un llamado a las autoridades como la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) que investigue a la gasolinera.
Cabe mencionar que también hace un mes una de sus gasolineras, ubicada en León, Guanajuato, fue multada por la Profeco con 850 mil pesos por impedir la colocación de sellos por irregularidades en los dispositivos que almacenan información dentro de los dispensarios y estos no cumplían con lo requerido por la autoridad, en relación con el modelo aprobado, en algunas de sus piezas.
Drenar combustible desde el tanque: Una de las maneras más comunes que se utilizan para extraer el combustible, es drenarlo directamente del tanque. Por lo general, los delincuentes ocupan una manguera y un bidón para lograrlo, también pueden abrir el tanque a la fuerza o lo perforan en varios puntos para hacer circular el aire y robar el combustible más rápidamente.
Huachicol: En términos generales, el «huachicol» o «huachicoleo» se refiere a las personas o actividad delictiva que consiste en la sustracción del combustible de manera ilegal, así como su posterior adulteración, lo que representa un peligro para la economía, el medio ambiente y para la sociedad.
Estos individuos u organizaciones extraen ilegalmente el combustible mediante perforaciones a lo largo de los diferentes ductos de Pemex que recorren gran parte del territorio mexicano, con el propósito de vender la gasolina adulterada en el mercado negro a empresas y hasta a las mismas gasolinerías, a precios más bajos para generar mayores ingresos.
De acuerdo con cifras de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), estos actos ilícitos dejaron pérdidas por 8 mil 633 millones de pesos en los primeros seis meses de este 2022.