Aquí lo dijimos desde el 1 de diciembre de 2018. 

Dijimos que una vez que López Obrador tomaría posesión, se apoyaría en las fuerzas castrenses para instaurar su dictadura. 

-Publicidad-

Dijimos que, contra su promesa de regresar a militares y marinos a sus cuarteles, corrompería a las fuerzas represoras del Estado hasta conseguir que se convirtieran no en un valladar del Estado sino de la fuerza de las armas al servicio de un solo hombre. 

Y, en efecto, a lo largo de tres años –que se cumplen el 1 de diciembre del 2021–, López se dio a la tarea de corromper y de llenar los bolsillos de los mandos militares con billetes. 

Y es que en esos tres años, los mayores presupuestos federales han sido para los militares y los marinos, a los que además ha encomendado hasta 30 tareas, más allá de las que establece la constitución. 

Y sólo era cuestión de tiempo para comprobar que AMLO ya domesticó a los militares. 

En efecto, durante la ceremonia del 20 de noviembre –que celebra la gesta revolucionaria–, el general secretario de la Sedena, Luis Cresencio Sandoval sorprendió a propios y extraños cuando llamó a los mexicanos “a sumarse a la Cuarta Transformación”. 

Todo ello en medio del escándalo de corrupción en el que se han vuelto involucradas las Fuerzas Armadas, en general, y los militares en particular; escándalos en Santa Lucía y en el Tren Maya, por citar sólo dos casos 

Así lo dijo el titular de la Sedena, en un mensaje cargado de señales políticas: “Como mexicanos es necesario estar unidos en el proyecto de Nación que está en marcha; porque lejos de las diferencias de pensamiento que pudieran existir nos une la historia, el amor a la tierra que nos vio nacer” 

Luego explicó que tanto la Sedena, como la Armada y la Guardia Nacional están “fielmente con la transformación” de López Obrador. 

Y con un cinismo inusual en un secretario de la Sedena, dijo que “el bien de la Patria se enfoca en desterrar la corrupción, procurar el bienestar del pueblo. El progreso con justicia, la igualdad, el crecimiento económico, educación salud y seguridad, entre otros rubros”. 

Todos rubros en los que ha fallado el gobierno de AMLO, pero sobre todo en medio de las recientes acusaciones de que la Sedena es una montaña de corrupción en el caso del Aeropuerto de Santa Lucía y en el Tres Maya 

Lo cierto es que, como no había ocurrido en gobierno alguno, en el de López han sido enviados a la calle –de manera inexplicable–, poco más de 90 mil militares en activo por año, lo que significa la mayor militarización desde los gobiernos posteriores a la Revolución. 

¿Por qué y para qué tal despliegue militar en las calles, si la orden presidencial es no tocar a las bandas criminales? 

Vale la pregunta porque a pesar de tal despliegue militar, el de Obrador también es el gobierno con el mayor número de muertes violentas de la historia con casi 110 mil, en sólo 36 meses. 

A pesar de que se trata del gobierno en el que se produce la peor mortandad de feminicidios en la historia; el mayor número de crímenes de activistas en defensa de la tierra y los bosques y, sobre todo, en el mayor número de periodistas ultimados. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ¿Sin vergüenza? Titular de la Sedena le pide a los mexicanos unirse a la 4T

Te puede interesar:  AMLO ordena grupo especial de la GN para recuperar piezas históricas

¿A qué se dedican los miles de militares y marinos, si no están en las calles para defender a los ciudadanos? 

Ese es el problema. 

Y es que hoy los militares y los marinos son una presencia cotidiana en pueblos y ciudades; en las calles y en la vida institucional. 

Pero aquí viene la verdadera prueba de la dictadura de AMLO. 

Sí, resulta que militares y marinos desempeñan 30 actividades civiles, luego de sus responsabilidades constitucionales. 

¿Y digan si no es una montaña de corrupción? 

A todo lo siguiente se dedican las fuerzas castrenses. 

1.- Control de los puertos. 

2.- Control de las aduanas. 

3.- Construcción del Aeropuerto Felipe Ángeles. 

4.- Construcción de 2 mil 700 sucursales del Banco del Bienestar. 

5.- Construcción de dos tramos del Tren Maya. 

6.- Remodelación de 32 hospitales. 

7.-  Implementación del programa Covid19 en el marco del plan DN-III. 

8.- Vigilancia de hospitales civiles Covid19. 

9.- Distribución y resguardo de vacunas. 

10.- Combate al robo de combustible de Pemex (Huachicol). 

11.- Custodia de pipas. 

12.- Implementación del plan de vigilancia en la frontera norte, evitar conflictos en la migración hacia EU. 

13.- Programa de contención en la frontera sur para frenar la migración centroamericana. 

14.- Tareas diversas de vigilancia en la seguridad pública. 

15.- Formación del personal de la Guardia Nacional. 

16.- Construcción de cuarteles para la Guardia Nacional. 

17.- Apoyo a tareas realizadas por el Instituto Nacional de Migración. 

18.- Apoyo al programa sembrando vida con la producción de árboles frutales y maderables en viveros forestales militares y adecuación de instalación para la siembra de plantas. 

19.- Apoyo al programa jóvenes construyendo el futuro, con la capacitación de quienes se sumen al proyecto, creará sus propios centros de instrucción e incorporará a este programa a soldados que están haciendo su servicio militar. 

20.- Distribución de fertilizantes. 

21.- Vigilancia en la entrega de los recursos de programas sociales. 

22.- Distribución de libros de texto gratuitos. 

23.- Distribución y resguardo de las boletas electorales, así como de las instalaciones electorales. 

24.- Implementación del corredor transísmico (Coatzacoalcos-Salina Cruz). 

25.- Atención a la seguridad de autoridades y visitantes extranjeros. (Antes labor del Estado Mayor Presidencial). 

26.- Seguridad para las actividades relacionadas con el resguardo de bienes y mercancías, para las rifas del Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado. 

27.- Funciones vinculadas a la Seguridad Nacional e Interior, así como la defensa nacional, que están registradas en los planes sectoriales de la Sedena y de la Semar. 

28.- Venta de Gas Bienestar. 

29.- Encargados de los Tianguis Turísticos. 

30.- Vigilancia de destinos turísticos, como Cancún. 

¿Aún dudan que la dictadura de AMLO será defendida a sangre y fuego? 

Al tiempo.