Este martes, la Cámara de Senadores aprobó en lo general y en lo particular la reforma a varios artículos de la Constitución para permitir que los ciudadanos soliciten la terminación anticipada del desempeño en el cargo del presidente y los gobernadores de los estados.

La iniciativa, promovida por Morena y por el presidente Andrés Manuel López Obrador, ha sido ampliamente criticada debido a que –en opinión de expertos– el mandatario buscaba tener la posibilidad de hacer campaña para darle un impulso a su partido en las elecciones intermedias de 2021.

Te puede interesar:  ”Revocación de mandato sería reelección”: Coparmex (Video)
-Publicidad-

No obstante, el dictamen aprobado por los senadores incluye varios cambios introducidos por la oposición, por lo cual el ejercicio de revocación de mandato no será como originalmente lo propusieron el Ejecutivo y su partido. A continuación, se detallan las principales modificaciones.

Hasta 2022

El dictamen aprobado establece que la revocación de mandato sólo podrá solicitarse una vez transcurrido el tercer año de gobierno del presidente. Además, incluye un artículo transitorio según el cual, en caso de que se solicitara la realización de la consulta en el periodo 2018-2024, la petición debería presentarse en los primeros 15 días de diciembre de 2021. En dado caso, la convocatoria debería lanzarse 20 días después de aprobada la solicitud, y la votación se realizaría 60 días después de lanzada la convocatoria. 

Con ello, queda garantizado que si AMLO es sometido a una consulta de revocación de mandato, esta se realizaría hasta 2022, evitando su intromisión en la elección federal de 2021.

Sólo la pueden solicitar los ciudadanos

Originalmente, la propuesta de AMLO y Morena era que el propio presidente y el Congreso pudieran solicitar la consulta de revocación de mandato. Sin embargo, otra modificación importante en el dictamen aprobado es que sólo podrán solicitarla los ciudadanos cuando reúnan las firmas de un número equivalente a 3 por ciento de la lista nominal.

La organizará el INE

La organización de la consulta, su desarrollo y el cómputo de los votos correrán a cargo del Instituto Nacional Electoral. Asimismo, los resultados podrán ser impugnados ante el Tribunal Electoral, con lo que se descarta el riesgo de que se trate de una de las típicas consultas “patito” de presidente.

40%, el número crítico

De acuerdo con el dictamen, el presidente podría ser removido de su cargo si así lo determinan –con su voto– un número de ciudadanos equivalentes al 40% de la lista nominal de electores.

¿Y si AMLO pierde?

En caso de que el presidente pierda la consulta de revocación de mandato, la titularidad del Ejecutivo sería asumida por quien ocupe la presidencia del Congreso. En los 30 días posteriores, el propio órgano legislativo deberá nombrar a un sustituto para concluir el periodo constitucional

También los gobers

El dictamen aprobado también establece que los gobernadores podrán ser sometidos a consulta sobre revocación de mandato. Para ello, sería necesario que así lo solicite un número equivalente al 10 por ciento de la lista nominal de electores de la entidad. La consulta podría realizarse transcurridos tres meses después del tercer año del periodo de mandato del ejecutivo local, quien sería removido con los votos equivalentes 40 por ciento de los ciudadanos inscritos en la lista nominal.