México. Como sociedad civil y sujetos de derecho, tenemos la libertad de expresar nuestra opinión y manifestamos, sobre todo, ante hechos que representan un parteaguas como sociedad que debería regirse por la democracia.

En entrevista, el politólogo José Fernández Santillán explicó a Contrapeso Ciudadano que un gobierno democrático es aquel constituido por un grupo mayoritario, el cual se ocupa de reconocer a las minorías.

A lo largo de las administraciones anteriores al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, las manifestaciones, paros, plantones, marchas y mítines han sido clave ante el llamado de auxilio para que las autoridades se encarguen de atender problemáticas relacionadas a la libertad de expresión y  privación de la vida.

Sin embargo, y con la llegada de la administración de López Obrador, el panorama ante la libertad de expresión, es otro, puesto que la sociedad civil se ha visto en la necesidad de buscar nuevas formas de expresar y difundir sus demandas.

De acuerdo con Fernández Santillán, y en torno a situaciones que ha enfrentado el país, tales como las negociaciones aún no reveladas con el gobierno estadounidense; el alza en los secuestros a jóvenes universitarios; los feminicidios y asesinatos dolosos, entre otros, han orillado a la sociedad a encontrar formas alternas de exigir justicia.

Esas formas se han presentado, principalmente, a través de las redes sociales en internet; una alternativa a través de la cual, además de sentirnos con la libertad de expresarnos, tenemos el beneficio de la inmediatez y, de cierto modo, la seguridad de no ser reprimidos por las autoridades.

Santillán nos hace una invitación a reflexionar ante estas nuevas formas de expresión y comprender que, a pesar de la falta de atención por parte de las autoridades de la Cuarta Transformación, “!No nos vamos a dejar!”.

 

JET