Algunos establecimientos comerciales y tiendas de autoservicio en Veracruz decidieron resguardarse, suspender actividades e incluso colocar bloqueos que limiten el acceso a sus negocios ante posibles saqueos y ataques.

De acuerdo a la Cámara Nacional de Comercio en Veracruz hasta el momento no tienen reportes de sus socios de que hayan sufrido saqueos o intentos de robo. Quienes más se están resguardando son los que en enero de 2017 sufrieron los saqueos que durante el gasolinazo. Los comerciantes han decidido tapar algunos lugares que podrían ser atacados.

Los comercios resguardados colocaron tarimas, placas de madera y han sellado algunos ventanales.  El gobierno estatal advirtió a la población a no hacer caso a las convocatorias a saquear negocios porque ahora no habrá tolerancia alguna y quienes lo hagan irán a la cárcel.