México. Los integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) cerraron filas y amenazaron con un paro nacional después de 15 de mayo.

Durante su pronunciamiento, la sección 7 con sede en Chiapas, indicó que el gobierno federal quiere hacer moneda de canje sus demandas vigentes a cambio de su aval a la nueva reforma educativa, que calificó como «maquillada».

Aseguró que la reinstalación de los maestros cesados en el marco de la evaluación educativa, reconocimiento de los procesos de ascenso y las plazas omitidas deben ser atendidas de manera prioritaria.

Cabe destacar que de concretarse el paro nacional indefinido, tan solo en Chiapas pararían cerca de 80 mil maestros.