México. Al referirse a los hechos violentos del pasado jueves en Sinaloa, que desembocaron en la liberación del narcotraficante Ovidio Guzmán –previamente capturado por las autoridades– el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez consideró que se requiere una investigación imparcial y objetiva de lo acontecido a fin de prevenir situaciones similares.

González Pérez fue crítico de la actuación de las autoridades en Culiacán. Señaló que al no hacer un uso adecuado de la fuerza, renunciaron a cumplir sus obligaciones.

El titular de la CNDH consideró “encomiable que el Estado busque la conciliación y la pacificación del país”; sin embargo, señaló que ello no implica “claudicar” y “abandonar a su suerte a los funcionarios públicos encargados de hacer valer la ley”.

Asimismo, enfatizó que “la Ley no puede ser objeto de negociación”, y agregó que las autoridades no deben “condicionar su actuación al grado de violencia que pueda tener o tenga la respuesta de aquel a quien se le intenta aplicar”.

“El que las autoridades claudiquen en el ejercicio de sus funciones como consecuencia de las acciones de particulares, representa el mayor incentivo para que continúe la impunidad y se perpetúe la la violencia», opinó.

Te puede interesar:  Participantes en enfrentamientos criminales están drogados: AMLO