Australia. Ayer, ciudadanos persiguieron y lograron someter a un hombre armado con un cuchillo luego de haber atacado a una mujer en calles de Sidney.

El joven corría entre calles de comercios y restaurantes amenazando a la gente con un cuchillo de cocina y manchado de sangre, cuando algunas personas se percataron de la situación y comenzaron a perseguirlo para finalmente inmovilizarlo utilizando sillas, barras metálicas y cajas.

Se presume que el detenido logró asesinar a una mujer e hirió a otra más que hasta el momento se reporta como estable.

Tras desarmar al sujeto, las autoridades de Sidney arribaron al lugar para asegurarlo y posteriormente reveló que el joven de 21 años tiene antecedentes de enfermedades mentales.

A pesar de que gritó un par de consignas durante su ataque, aún no se le vincula con motivos políticos o religiosos.

CA

Te puede interesar:  Países sudamericanos firmarán pacto para proteger al Amazonas