La baja de patrones ante el IMSS sumó 222 mil 926 personas el año pasado, mientras que se vio compensada por el reingreso de 246 mil 442 emprendedores, con lo que el saldo neto se ubicó en 23 mil 516 nuevos

No obstante, los registros en 2019 revelaron que sólo el 18.5% se registraron como patrones, una cifra inferior a la de 2018, ubicándose en el nivel más bajo desde 2014.

“Esta contracción revela que, durante 2019, los empresarios no encontraron el entorno adecuado por cuestiones económicas, de seguridad, regulación, financiamiento, para poder formalizar su negocio y obtener un registro ante el IMSS; en términos generales se detuvo la capacidad [de iniciar un negocio], por lo que parte de esta actividad se hizo en la informalidad”, comentó José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

Cabe señalar que los registros patronales “no necesariamente corresponden a una empresa, ya que una misma compañía puede tener más de uno, y tampoco se refiere a un establecimiento, ya que dos o más negocios pueden presentar la misma clave patronal”, explicó el IMSS.

Sin embargo, es posible considerar que los registros pueden ser un indicador indirecto del dinamismo de las fuentes de empleo que se van creando en el país.

Por ejemplo, la mayor parte del número de nuevos patrones adscritos al IMSS (66%) cuenta con uno a cinco trabajadores asegurados, el equivalente a una microempresa. De este segmento de nuevos patrones hubo 15 mil 790  registros el año pasado, lo que significó una disminución anual de 16.8%.

MR

Te puede interesar:  Empleadas domésticas, un primer paso