México.- De manera prepotente, un hombre reaccionó luego de que se le pidiera retirar su vehículo que se encontraba estacionado en el carril confinado para ciclistas en la Glorieta de Insurgentes.

Un ciclista se acercó al sujeto que manejaba un Mustang color rojo, quien dijo ser abogado y que esperaba a un compañero de la fiscalía, para solicitarle que se retirara de la ciclovía.

-Publicidad-

Sin embargo, el conductor del vehículo reaccionó de manera grosera y le gritó al ciclista: “Chinguen a su madre, pinches mugrosos”.

EJRM

Te puede interesar:  La CDMX se olvidó de peatones y ciclistas