China prohibió a todas las celebridades promocionar una serie de productos y prohibió a aquellos famosos que tienen una “moral deficiente” hacer anuncios.

Ello, como parte de una campaña en curso destinada a alinear la sociedad con los “valores socialistas fundamentales”.

-Publicidad-

La normativa prohíbe a las celebridades chinas promocionar o hacer publicidad públicamente de productos sanitarios, educativos y financieros.

Se incluyen también los cigarrillos electrónicos y las fórmulas lácteas para bebés.

Los reguladores señalaron que el objetivo era garantizar que la sociedad china estuviera “guiada por el pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo”