La imagen es delirante; propia del Infierno de Dante.

    Imagen que, sin embargo, retrata a la perfección al dantesco infierno que ha estimulado el gobierno de López Obrador en México.

-Publicidad-

    Y resultó de tal nivel de terror que, incluso, la imagen fue borrada de la red social Twitter.

    Estamos hablando de un video breve que muestra a un perro callejero que recorre la zona centro de una ciudad zacatecana, llevando una cabeza humana en el hocico.

    Un chacal que huye con su presa en el hocico; una cabeza humana arrancada de quién sabe qué cuerpo y por quién sabe que manos criminales que la habrían arrojado a la calle a manera de mensaje macabro.   

    ¿De dónde sacó un perro callejero la cabeza humana que lleva en el hocico a manera de valiosa presa?

    ¿Quién y por que fue arrancada del resto de un cuerpo humano, una cabeza que terminó en el hocico de un perro callejero, en una de las entidades más violentas de México?

    ¿Quién es la víctima que perdió la cabeza y quién es el verdugo que recurre a esa macabra decapitación?

    ¿Quién, qué autoridad identificó a la víctima?

¿Qué autoridad castigó a los responsables de arrancar una cabeza humana y tirarla en un basurero?

¿Es deliberado; parte del mensaje de terror, que un perro callejero recorra las calles de una ciudad zacatecana, llevando en el hocico su mensaje de terror y muerte?

    Hasta hoy nadie tiene respuesta a las interrogantes anteriores.

    Lo que resulta cierto, sin embargo, es que esa imagen –de un perro que recorre una ciudad con una cabeza humana en el hocico, a manera de preciada presa–, se suma a los inéditos cotidianos del horror estimulado por el locuaz presidente mexicano.

    Inéditos como al asesinato de un hombre, ultimado al momento de salir de la ceremonia de su boda, en Sonora.

    Inéditos como el asesinato –a quemarropa, en un lujoso restaurante de Guadalajara–, de un reputado político del partido oficial Morena.

    Inéditos como la revelación de Manuel Espino, jefe de El Yunke, quien dijo que él fue el responsable de mediar entre el gobierno de AMLO y las principales bandas criminales.

    Inéditos como la confirmación –gracias a documentos oficiales–, de que es real la alianza entre el gobierno de López y el crimen organizado, lo que ha dado como resultado una “pax narca”.

    Inéditos como la muerte de 150 mil mexicanos en los primeros cuatro años del gobierno de López Obrador. 

    Inéditos como la muerte de casi 800 personas en sólo la última semana del mes de octubre, en todo el país.

    Inéditos como la muerte de casi 300 mexicanos en tan sólo el más reciente fin de semana.

    Inéditos como la revelación del gobierno de Estados Unidos, de que las bandas criminales en México tienen bajo control medio país. 

    Inéditos como la orden presidencial de liberar a “El Chapito”.

    Inéditos como la revelación oficial de que el secretario de Gobernación mantiene vínculos con el crimen organizado.

    Inéditos como el documento oficial que confirma la existencia de narcogobiernos; narcogobernadores, narcoalcaldes y narcodiputados.

    Sí, la imagen del chacal que recorre las calles de una ciudad mexicana, como Zacatecas, llevando en el hocico una cabeza humana, es la mismísima imagen del gobierno de López Obrador; un gobierno de chacales –personas agresivas, sanguinarias y sin escrúpulos–, que han llevado al país a la peor pesadilla de su historia.

    Se los dije.

    POR VACACIONES… LA ENTREGA SEMANAL DE AL TIEMPO ESTARÁ DE REGRESO EL DOMINGO 14 DE NOVIEMBRE.