Este miércoles se renovó la presidencia del Consejo Coordinador Empresarial (CCE). Quien asumió el cargo es Carlos Salazar Lomelín en sustitución de Juan Pablo Castañon. Las dudas al respecto son muchas. Sin embargo, la principal tiene que ver con cómo debería ser su gestión al frente del CCE en tiempos de Andrés Manuel López Obrador, ya que este no ha mostrado buena cara a laIniciativa Privada (IP)

En este contexto, la Doctora Leticia Armenta Fraire, Analista económico del Tecnológico de Monterrey Campus Ciudad de México, mencionó en entrevista para Contrapeso Ciudadano, que uno de los principales retos de Carlos Salazar, será generar el dialogo correcto con el gobierno de AMLO.

Resultado de imagen para leticia armenta fraire

“Yo creo que en esto necesita una estrategia muy inteligente para saber encontrar esos puntos de coincidencia en donde no solo el sector empresarial sino el país en conjunto se puedan manifestar… si él es suficientemente hábil para identificar esos puntos para generar ese dialogo, porque estos deberán ser mediante una negociación importante, pues va a tener una gestión muy exitosa”, dijo Leticia Armenta durante una entrevista realizada por Contrapeso Ciudadano.

¿Salazar cercano a AMLO?

La decisión de colocar a Salazar como titular del CCE no es nueva, desde meses atrás ya se sabía quién iba a ser el nuevo dirigente del Consejo Empresarial. Sin embargo, hoy que su nombramiento se ha hecho oficial, también se ha mencionado su cercanía con Alfonso Romo, jefe de la Oficina presidencial de Andrés Manuel López Obrador, quien a su vez se ha mostrado renuente a mejorar la relación del gobierno con la Iniciativa Privada.

Sobre lo anterior Leticia Armenta comentó que el reto sigue siendo el mismo, a pesar de la aparente cercanía del nuevo titular con AMLO o alguien allegado a él.

“Definitivamente porque como un organismo empresarial en el que están agrupados, un gran conjunto de sectores productivos, cada uno tiene una lógica, un interés… lo que le corresponde es generar un ambiente favorable para los negocios. La mejor manera de lograrlo es mediante el diálogo, no necesariamente una cercanía pero si buscar coincidencias que faciliten el promover proyectos importantes de inversión», indicó.

¿CCE será un contrapeso de AMLO?

Cabe mencionar que, Gustavo de Hoyos, quien era otra de las opciones para ser el titular del CCE es conocido por ser un fuerte crítico de Andrés Manuel López Obrador, de ahí que la relación entre la IP y la presidencia de México se haya convertido en un campo de batalla. Sin embargo, con Salazar, la apuesta parece ser diferente, apostando a mejorar el dialogo, en lugar de ser un verdadero contrapeso. ¿El CCE deberá ceder ante AMLO o deberá seguir siendo un contrapeso?

A esta pregunta, Leticia Armenta comentó que deberán buscar las coincidencias para que se favorezca el diálogo y con ello mejorar la relación gubernamental con el CCE.

“Realmente contrapeso, creo que lo que se ha observado no es productivo… debe buscarse el dialogo sin caer necesariamente en la cercanía”, dijo.

Tal vez debido a lo anterior, es que se prefirió que Carlos Salazar fuera el titular del Consejo Empresarial y no Gustavo de Hoyos. Ya que este ultimo no tiene ningún tipo de relación con AMLO. incluso ha sido catalogado como uno de los dirigentes empresariales más críticos de AMLO.

Te puede interesar:  No gastar en el IMSS podría ser fracaso, no ahorro: Robledo

Es decir, todo parece indicar que se la apostado al dialogo y no a una propuesta de verdaderos contrapesos.

¿Qué postura deberá tomar AMLO?

Desde que Andrés Manuel López Obrador se convirtió en presidente de México, la relación entre la Iniciativa Privada y el gobierno  no ha sido buena, en gran medida, por las declaraciones de AMLO en las que menciona que no le interesa entablar el diálogo con organizaciones “tradicionales” del sector privado.

Referente a lo anterior, la doctora Leticia Armenta comentó para Contrapeso Ciudadano, que la situación será difícil, debido a la postura centralista que ha caracterizado a la administración del oriundo de Macuspana.

“Es un poco difícil decirlo, porque la administración actual ha marcado un estilo centralista en el que bajo ciertas premisas se han establecido aún antes de tomar posesión, están aparentemente muy claras… Es decir,  hay que vislumbrar si ese tipo de estrategias de acuerdo a la visión del país, si realmente generan un beneficio para el país… no necesariamente el discurso coincide con las acciones”, mencionó Armenta.