México. La detención del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya está relacionada con uno de los mayores casos de corrupción a nivel mundial; el de la constructora brasileña Odebrecht.
De acuerdo con el exdirector de Odebrecht, Luis Alberto Meneses Weyll, Lozoya habría recibido 10.5 millones de dólares en sobornos por parte de Odebrecht.
Sin embargo, el priista no es el único funcionario relacionado con Odebrecht. De hecho, uno de los colaboradores más cercanos al presidente López Obrador también está ligado a la empresa.
Se trata del secretario de comunicaciones y transportes, Javier Jiménez Espriú.
De acuerdo con su declaración patrimonial, Jiménez Espriú tiene participación en la empresa Grupo Idesa S.A. de C.V.
Resulta que Idesa está asociado a la empresa Braskem, filial de Odebrecht. El consorcio Braskem-Odebrecht firmó un contrato con Pemex que; de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación, significó un quebranto a la petrolera por más de mil 900 millones de pesos.
A través de dicho contrato, Pemex vendía materia prima a Braskem-Idesa a precios bajos.
Durante la campaña presidencial de 2018, el propio Jiménez Espriú reconoció que el empresario Pascual Gutiérrez Roldán heredó la empresa a sus cuatro hijos, una de las cuales es la esposa de Jiménez Espriú.
Por lo anterior, el empresario y su esposa tienen una participación de 5.92.

 

-Publicidad-

 

Te puede interesar:  Lozoya niega acusaciones en su contra y acusa ataque político