México. Las redes sociales incentivan el flujo de información de manera radical. Ahora el diario Reforma fue victima de la tecnología luego de que se creara una campaña en su contra, presuntamente, a causa de los artículos publicados que exhiben los movimientos del gobierno federal.

La principal causa, se sospecha, parte del artículo publicado el día miércoles cuyo contenido da a conocer que Olga Sánchez Cordero, Secretaria de Gobierno, omitió reportar en su declaración patrimonial un departamento de 11 mdp que tiene en Houston.

La funcionaria se quitó el peso de su falta patrimonial y responsabilizó a SFP de reservar  el inmueble y pidió aclaración, pero la institución negó acusación.

Acto siguiente, el hashtag #ReformaTodoLoDeforma, en twitter, se posicionó como tendencia a base de réplicas de cuentas bots.

De inmediato, periodistas y figuras públicas dieron seguimiento a la actividad y objetaron que se trataba de una tendencia promovida por el gobierno de Obrador con el fin de desaprobar el periodismo crítico mexicano.

El periódico señalado no ha dado declaraciones al respecto, sin embargo, durante la cuarta transformación de López Obrador se ha mantenido un claro desacuerdo con la linea editorial del Reforma.

 

Te puede interesar:  El cadete que se robó la atención de la toma de protesta