México.- La empresa Braskem-Idesa se deslindó de las acusaciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien pidió la cancelación del contrato de suministro de etano que tiene Petróleos Mexicanos (Pemex) con la firma a 20 años.

Braskem-Idesa aclaró que la compañía no tuvo participación alguna en actividades ilegales o relacionadas con actos de corrupción ligados al caso Odebrecht, como se le acusa.

-Publicidad-

La empresa petroquímica recordó que el acuerdo firmado durante la administración del expresidente Felipe Calderón Hinojosa se gestó entre 2008 y 2009, cuatro años antes de las acusaciones de corrupción que se le imputan al exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin.

“Es importante aclarar que la convocatoria de la subasta que derivó en el contrato entre Pemex y Braskem-Idesa se gestó durante 2008 y 2009, de tres a cuatro años antes de los eventos que han sido imputados a la Constructora Odebrecht en México, presuntamente asociadas al Sr. Emilio Lozoya”, señaló en una carta enviada a Grupo Reforma.

El acuerdo al que se llegó con Pemex fue derivado de una subasta en la que participaron 30 empresas nacionales e internacionales, la cual la Auditoría Superior de la Federación (ASF) no encontró irregularidades en el proceso.

“El contrato realizado entre Pemex y Braskem Idesa fue aprobado por el Consejo de Administración de Pemex Gas, responsable en ese momento, y fue este Consejo que aprobó todos los términos del contrato, cuyas principales cláusulas fueron propuestas por Pemex con anterioridad para todos los más de treinta participantes internacionales y nacionales del proceso selectivo, no sólo para Braskem Idesa”, puntualizó.

EJRM

Te puede interesar:  Pemex modifica plan de extracción en pozo Xanab