México. Tras las acusaciones de agresión sexual en su contra, a través del movimiento #MeTooMúsicosMexicanos, el bajista de la banda Botellita de Jerez, Armando Vega Gil,  anunció su suicidio como una “radical declaración de inocencia”.

Durante la madrugada de este lunes, mediante su cuenta Twitter el músico aseguró su inocencia, y se dijo consciente de que estas acusaciones marcarían de por vida su trayectoria artística, además de no querer que estos señalamientos perjudiquen a su hijo, por lo que prefiere “un final terrible que un terror sin final”.

-Publicidad-

En el texto puede leerse “debo aclarar que mi muerte no es una confesión de culpabilidad, todo lo contrario, es una radical declaración de inocencia, sólo quiero dejar limpio el camino que transite mi hijo en el futuro. Su orfandad es una manera terrible de violentar, pero más vale un final terrible que un terror sin final”.

Asimismo Vega Gil se consideró un defensor de los derechos y respeta la libertad de expresión de la mujer que lo acusa, y explicó que meditó la opción de pedirle una reunión en compañía de testigos para asegurar que no habría amenazas ni represalias.

Finalmente, el bajista se despide ofreciendo disculpas a las personas que hizo sentir atacadas y agradece a quienes estuvieron a su lado.

“Gracias a los que se mostraron solidarios conmigo, a los que me cobijaron con su amor estos 64 años. No se culpe, pues, a nadie de mi muerte: está es una decisión consciente, voluntaria, libre y personal. Hasta pronto, Armando Vega Gil”.

Asimismo, la muerte del músico fue confirmada por la banda a través de Twitter, en donde expresaron su pena y despidieron a su compañero.

MEVS

Te puede interesar:  EPN bajo la mira de EU; pudo haber recibido sobornos en Pemex