México.En un albazo legislativo, 21 diputados locales –muy probablemente debidamente aceitados ($$)– votaron la prolongación de dos a cinco años del mandato del gobernador electo de Baja California”. Así señala el fundador del PRD, Cuauhtémoc Cárdenas, en una columna en colaboración con La Jornada.

Cárdenas, señala esta reforma a la constitución de Baja California como una “maniobra sucia” hecha “en lo oscurito”, con la que pretenden sustituir el mandato surgido de una elección democrática, declarada legal por las autoridades correspondientes, en la que los ciudadanos votaron por un gobernador que tomaría el cargo por un periodo de dos años, sin embargo, 21 diputados pasaron por encima de una elección y de la “voluntad ciudadana expresada en mayoría el pasado primero de julio”.

Asimismo, el político señala que la mayoría de los diputados del Congreso local y los partidos quieren hacer creer que se trata de una reforma en beneficio del pueblo y del estado de Baja California, además de hacer creer que se trató de una sesión de Congreso que “hasta donde se sabe, la reforma, como se dice corrientemente, le pasó de noche. No se ha enterado de ella hasta que fue aprobada por la mayoría legislativa, que por haber procedido como lo ha hecho, pierde toda legitimidad”.

En su texto, Cuauhtémoc Cárdenas subraya que este acto es “un fuerte insulto a la inteligencia” y agrega “si esta reforma llega a cobrar vigencia, en teoría sólo hay un beneficiado: el senador con licencia Jaime Bonilla, gobernador electo de Baja California. Aunque, claro, no puede sino pensarse (¿será?) que los 21 diputados son beneficiarios igualmente al haberse llenado ya manos y bolsillos. ¿Qué procede?”.

Así pues, sugiere que si el gobernador electo no está detrás de esta maniobra, que “Jaime Bonilla declare públicamente su rechazo a la reforma y su compromiso de cumplir el periodo de dos años para el que fue elegido. Ni un día más.

Y pide que los 21 diputados que aprobaron la reforma abandonen sus cargos, y de ser el caso sea sancionados y sustituidos por sus suplentes y que quienes tienen la facultad “por la ley, individuos e instituciones, que interpongan los recursos que procedan para reclamar la anulación de la reforma».

Finalmente, señala que es una situación grave que el gobernador con licencia y el gobernador electo se presten a una medida así, pero que es “muy grave que la presidenta del partido mayoritario del país, que proclama la vigencia del estado de derecho y el riguroso cumplimiento de la ley, considere que prolongar por tres años el mandato del gobernador electo de Baja California”.

MEVS

Te puede interesar:  Jueza evita que “El Cuini” sea trasladado a un penal de máxima seguridad