México. La forma en que el presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), José Luis Vargas; conduce el organismo, con irregularidades administrativas y con una marcada tendencia personal hacia el presidente de la República y hacia Morena, llevó al surgimiento de un “bloque opositor”.

Bloque opositor de los magistrados

Este bloque, compuesto por cinco de los siete magistrados, tiene virtualmente paralizado al presidente del TEPJF; quien además se ha quedado sin respaldos ante los recientes señalamientos de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) sobre supuesto enriquecimiento ilícito.

-Publicidad-

La forma en que el Tribunal  resolverá las impugnaciones sobre resultados en elecciones de gobernador  respecto a la jornada del pasado 6 de junio; estará influenciada por el surgimiento de este “bloque opositor”, lo que significan malas noticias para Morena.

Este bloque empujó una modificación al método para designar al magistrado ponente en cada uno de los medios de impugnación; que sean presentados sobre la elección de gobernadores.

El método anterior, basado en turnar los expedientes por orden alfabético, permitía un importante margen de maniobra el presidente del Tribunal; quien podía de alguna manera acomodar los turnos a su conveniencia.

Nuevo método para designar magistrados

Con el nuevo método, publicado en el Diario Oficial de la Federación el pasado 13 de julio, ahora el turno de los expedientes se realizará por sorteo, el cual se realizará de manera presencial mediante la extracción de papeletas de una urna.

Si durante la discusión en el pleno alguna ponencia es rechazada por la mayoría, el nuevo proyecto de resolución deberá ser elaborado por un magistrado de esa mayoría, lo que garantizará que la nueva ponencia vendrá de manera contraria a la original.

Te puede interesar:  Diputadas alistan 23 iniciativas de ley por feminicidios

El presidente del TEPJF está más solo que nunca. Solo le queda una aliada, la magistrada Mónica Soto, quien la semana pasada, durante una sesión, pidió que las sentencias “no se basen en posturas de vencidas ni grupos” en clara alusión al “G-5”, como ya se les conoce a los opositores.

El “bloque opositor”, que trae de cabeza al presidente del TEPJF, está integrado por los magistrados Felipe de la Mata Pizaña, Felipe Fuentes Barrera, Indalfer Infante Gonzales, Janine M. Otálora Malassis y Reyes Rodríguez Mondragón.

JC